Tras un favorable 2013, su primer año de operaciones, el Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces (Fibra) Macquarie prevé en el 2014 comprar una plaza comercial en el Distrito Federal y, junto con Grupo Frisa, adquirir un portafolio de otras nueve propiedades comerciales que se distribuirán en diferentes ciudades del país.

Jaime Lara, director del Fibra, informó que ante estos planes de expansión y las buenas perspectivas de la economía mexicana, este año se espera pagar dividendos a los inversionistas por 47.5 centavos, en forma trimestral, y de 1.90 pesos en forma anual por cada certificado bursátil fiduciario. Dijo que el plan de inversiones va encaminado a fortalecer el portafolio de 259 propiedades con el que actualmente cuenta el Fibra, mismo que se compone en 82% de inmuebles industriales y 18% de edificaciones comerciales y de oficinas.

Somos optimistas acerca del 2014, ya que una buena cantidad de nuestros clientes industriales se beneficiará de poder exportar hacia Estado Unidos, cuya economía se encuentra en recuperación , comentó Lara.

En la presentación del reporte financiero del Fideicomiso, al cuarto trimestre del 2013, el directivo informó que los proyectos de expansión se financiarán con un remanente de la oferta pública inicial y con créditos bancarios.

guadalupe.cadena@eleconomista.mx