Fibra Educa, el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces especializado en el sector educativo, debutará el próximo 27 de junio en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con una oferta por hasta 7,475 millones de pesos, dio a conocer a través del prospecto de colocación.

En el documento, el emisor indicó que colocará en un rango de 20 a 23 pesos el precio de cada Certificado Bursátil Fiduciario Inmobiliario que cotizará bajo la clave EDUCA18.

El fideicomiso de Nacer Global, dueño de la Universidad ICEL, expuso que los recursos serán usados para adquirir inmuebles para uso educativo, pago de gastos relacionados con la cartera inicial y para fines corporativos en general.

Actualmente, el también dueño del periódico El Economista tiene identificado un pipeline de 87 activos que pretende adquirir, los cuales están ubicados en 25 estados del país y que comprenden una inversión de entre 16,000 y 20,000 millones de pesos.

De concretarse las adquisiciones, el fideicomiso estaría más que duplicando su cartera inicial, para alcanzar un total de 139 propiedades.

Lo recaudado estima invertirlo en un lapso de 12 meses después de celebrarse la Oferta Pública Inicial en la Bolsa Mexicana de Valores.

Nueva propuesta

La emisora llevará una nueva propuesta de inversión a la BMV, enfocada en el arrendamiento de inmuebles del sector educativo.

“El sector de educación, particularmente el nivel superior, está sustancialmente fragmentado. En México hay más de 11,000 escuelas privadas de nivel medio superior y superior que representan 221 veces el tamaño de nuestra cartera inicial”, indica Fibra Educa.

“Creemos”, continúa, “que esta fragmentación nos permitirá adquirir futuros activos bajo condiciones favorables. La demanda de educación universitaria y de adultos está creciendo en todo México”.

La cartera inicial de 52 inmuebles, ubicados en 17 estados de la República Mexicana, está ocupada a 100% y comprende un área bruta rentable de 353,179 metros cuadrados.

Del total de los inmuebles, 47 están ocupados por universidades y centros educativos bajo las marcas ICEL, Victoria, Lamar, Univer, Corporativo UNE, Instituto Patria, y Quick Learning. Los cinco restantes son oficinas ocupadas por empresas del grupo empresarial Nacer Global.

Las propiedades que tendrá el fideicomiso generan ingresos por 2,000 millones de pesos en promedio anual. De esta cantidad, 80% corresponde a la división de educación, detalla el documento. Grupo Nacer ha consolidado una cartera educativa con una matrícula de más de 250,000 estudiantes basada en universidades privadas de los segmentos de ingreso bajo y medio, con lo que se coloca como el tercer grupo de educación privada, detrás del Tecnológico de Monterrey, y Laureate. Fibra Educa tendrá menos de 1% de participación de mercado en educación privada superior, en términos de número de escuelas.

“Actualmente arrienda 80 propiedades educativas en México y existe un potencial significativo de consolidar más de 11,000 escuelas y universidades privadas en México”, cita en la presentación.

Fibra Educa será un fideicomiso administrado internamente, lo que alinea los intereses del equipo de administración y los accionistas.


judith.santiago@eleconomista.mx