Los supervisores de la Reserva Federal pueden reducir pero no eliminar los riesgos de quiebras de bancos, dijo el viernes el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, en defensa de la fiscalización que la entidad realiza a Wall Street conforme avanza una revisión del Congreso.

Los supervisores, que en ocasiones trabajan cotidianamente en los bancos, "pueden reducir la probabilidad" de que estas compañías quiebren "pero nunca puede garantizarlo", dijo Dudley, quien lidera la rama del banco central estadounidense a cargo de fiscalizar a Wall Street.

La Fed de Nueva York ha sido blanco de críticas desde la crisis financiera debido a errores y aparentes conflictos de interés. Reuters reportó este mes que los representantes demócratas Maxine Waters y Al Green pidieron a la agencia de supervisión que investigue la floja fiscalización del banco.

Dudley, quien habló en el marco de una conferencia de reguladores y académicos en Nueva York, agregó que debido a que gran parte de esto es confidencial, se necesita más trabajo en la supervisión para, en parte, ayudar a que el público entienda que puede ser una actividad misteriosa.

En conjunto, la Fed, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos y la Oficina del Contralor de la Moneda emplean a cientos de supervisores del Gobierno de Estados Unidos en los bancos del país para fiscalizar riesgos, juzgar si las actividades de los banqueros cumplen con las normas y exigir cambios si fuese necesario.

[email protected]