La compra de Nextel por parte de AT&T podría reducir el interés de las compañías extranjeras por invertir en el sector de telecomunicaciones, lo que también disminuirá el valor de los activos a la venta de América Móvil, consideró un análisis de Accival.

Estimó que AMX tardará tiempo en dejar de ser agente preponderante en el mercado de telecomunicaciones, lo que logrará si reduce su participación del mercado por debajo de 50% mediante la venta, según cálculo, de 26 millones de subscriptores, por lo que encontrar a un comprador en este momento será difícil .

Afirmó que AT&T no se quedará satisfecha con sólo 12% de los subscriptores de telefonía móvil en el país, por lo que su interés o capacidad de adquirir los activos de AMX es incierta.

Aunque AT&T podría usar a Iusacell y Nextel como plataforma para adquirir posteriormente subscriptores, red y espectro de AMX, la compra plantea posibles complicaciones sobre si la empresa quiere vender activos a un competidor de escala considerable , agregó.

Accival puntualizó que otro escenario para la compañía estadounidense es que se vea disuadida de adquirir los activos de AMX, pues si lo hace, tanto Iusacell como Nextel tendrán que volver a pagar las tarifas de interconexión.

En el documento se destacó que la transacción también aumentará la importancia del mercado mexicano de telecomunicaciones, ya que incrementará la competencia con las presiones en los márgenes y el Capex -inversiones en bienes de capital-, lo que reducirá los flujos de caja.

Accival fijó un precio objetivo para AMX de 15.40 pesos por acción a 12 meses y advirtió que los principales riesgos, que podrían generar que los títulos superen el precio objetivo, se relacionan con la estabilización de los márgenes o un repunte en el crecimiento; una mejora en las políticas para distribuir flujos de efectivo a accionistas minoritarios, o monedas más fuertes.

El efecto de la noticia de la presencia de AT&T en México volvió a pegarle a la acción de AMX, la cual cerró este martes con una pérdida de 1.13 por ciento.

Juan Carlos Rivera, catedrático del Tecnológico de Monterrey, dejó en claro que a la empresa que se haga de esos activos, le significarán una fuente de riqueza, aunque puntualizó que ve muy difícil que AMX se los quiera vender a AT&T. (Con información de Pablo Chávez)

[email protected]