Las acciones del segmento comercial y financiero Grupo Elektra, de Ricardo Salinas, se hundieron por quinta jornada consecutiva en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), esta vez en 10.37%, aun reaccionando a la salida de la emisora de un índice bursátil latinoamericano.

El martes, tras el cierre del mercado Morgan Stanley Capital International, confirmó que los títulos de la firma comercial y los de URBI saldrían de su índice de mercado latinoamericano, con lo que las acciones de ambas empresas, en especial de Elektra, profundizaron a media semana su retroceso.

Al cierre del mercado bursátil mexicano, las acciones de Elektra se vendieron en 578.90 pesos, precios no vistos para la acción desde finales de junio del año pasado y que hasta hoy representa poco más de una tercera parte de su valor máximo alcanzado al inicio de abril de este año.

Poco después de la apertura del mercado, los títulos de la emisora fueron suspendidos en la BMV debido a que llegaron a caer 15% hasta mínimos de 531 pesos. Respecto de la brusca caída en las acciones, Elektra indicó que se debía a razones de mercado y no tenía información adicional que divulgar al respecto .

Analistas coincidieron con anterioridad que la salida del Elektra del índice obedeció a los cambios en la metodología de la BMV para elegir a las emisoras que integrarán al IPC, del cual se teme Elektra pierda peso o incluso quede fuera en septiembre próximo.

Operadores comentaron que muchos prevén que esto suceda y se están anticipando deshaciendo posiciones en la emisora.

El movimiento de Elektra volvió a arrastrar al IPC por segunda jornada consecutiva junto con el mal ánimo que predomina en el exterior, aun con origen griego. El principal índice del mercado cedió 1.13% a 37,511.08 puntos, su menor nivel desde el pasado 12 de marzo.

De acuerdo con Invex, un soporte importante del IPC se encuentra justo en los 37,500 puntos, mientras que se mantiene una fuerte tendencia de baja .

ana.valle@eleconomista.mx