El oro subió el miércoles, siguiendo el retroceso del dólar, ya que los inversionistas aprovecharon la caída de la sesión del martes para comprar lingotes como cobertura contra una mayor volatilidad en el mercado debido a las preocupaciones sobre el impacto de la variante del coronavirus Ómicron para la economía global.

El oro al contado subió 0.4% a 1,780.05 dólares por onza, después de haber caído hasta 0.9% el martes tras las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, de que el banco central debatirá si pone fin a las compras de bonos antes de lo previsto.

La preocupación por la variante del Covid-19 está apoyando al precio del oro, ya que las nuevas restricciones ralentizarán la economía mundial, y un dólar más débil también impulsa la demanda por el metal como activo de refugio, dijo Phillip Streible, estratega jefe de Mercado en Blue Line Futures. Los futuros del oro en Estados Unidos subieron 0.4% a 1,784.30 dólares.