El principal índice de la Bolsa de Valores de Atenas -el ATG- lideró las pérdidas registradas ayer en los mercados europeos, al caer 1.91% a 1,330.28 unidades, en un entorno en el que la detención del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn (DSK), enrareció el panorama de los rescates de Portugal y Grecia.

De acuerdo con el analista de Monex Casa de Bolsa, Manuel Fuentes, la Bolsa de Atenas registró niveles mínimos no vistos desde 1997 y que con respecto a su máximo histórico el índice acumuló una pérdida de 80%, mientras que en el 2011 cae 6 por ciento.

A la baja también se comportaron las plazas bursátiles de Francia, Alemania y Reino Unido, con caídas de 0.72, 0.21 y 0.04%, respectivamente; la excepción fue el mercado español, en el que su principal índice -el Ibex 35- subió 0.07 por ciento.

Hacia el cierre de la jornada se conoció la aprobación del paquete de rescate financiero a Portugal por 78,000 millones de euros por parte de la Unión Europea (UE); sin embargo, las negociaciones con Grecia continúan, debido a que los miembros de la UE requieren más medidas del gobierno para reducir el déficit, como la venta de activos, a cambio de mejorar los términos del rescate otorgado , observó la directora de Análisis Económico y Financiero de Base Casa de Bolsa, Gabriela Siller.

Al respecto, analistas de Invex Casa de Bolsa refirieron: Países de la región, liderados por Alemania, demandan mayores recortes presupuestarios antes de que se le pueda dar ayuda adicional a Grecia o que se extienda el plazo para pagar su deuda .

Grecia planea solicitar un programa de ayuda adicional por 110,000 millones de euros.

ACCIONES DE BANCOS, LAS MÁS AFECTADAS

Los títulos bancarios fueron el peor lastre para las bolsas europeas, ya que éstos serían los más perjudicados ante una reestructuración de la deuda griega.

Además de los bancos griegos, el sector bancario de Francia, Alemania y Reino Unido, en ese orden, son los mayores acreedores de Grecia.

De acuerdo con datos del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Francia, Alemania y Reino Unido cuentan con 72,000 millones de euros, equivalentes a 72% de la deuda griega en el exterior.

Entre los bancos franceses con mayor exposición a Grecia destacan BNP Paribas con 5,000 millones de euros, seguido por Société Générale con 3,000 millones.

Mientras que Banque Populaire Caisse d’Epargne tiene 2,100 millones de euros, seguido de Crédit Agricole con 850 millones.

En tanto que el alemán Commerzbank tiene 3,100 millones de euros.

En este contexto, ayer los títulos de BNP Paribas y Crédit Agricole fueron los más afectados del sector en la Bolsa de París, al caer 1.01 y 1.26%, respectivamente.

Mientras que en Alemania Commerzbank se hundió 3.46 por ciento.

En este contexto, para algunos especialistas pensar en una reestructuración de la deuda helénica o en su caso una cesación de pagos, podría resultar en un colapso para el sistema financiero europeo, aunado al riesgo de contagio que esto implicaría.

Aunque hay quienes afirman, como ejecutivos de algunos de los bancos involucrados, que la reestructuración podría ser manejada.

[email protected]