Los precios del petróleo siguen presionados por las tensiones geopolíticas en Medio Oriente y la incertidumbre sobre el suministro de petróleo que ello conlleva, la conjunción de estos factores impulsó al crudo a su mejor sesión en tres semanas, con lo que el diferencial entre los dos tipos de crudo se disparó.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) con entrega en marzo ganaron 1.5 dólares o 1.6%, al alcanzar 98.41 dólares por barril, su mejor nivel desde finales de enero y su mayor avance diario desde el 17 del mismo mes. A lo largo de la sesión, los precios alcanzaron máximos de 99.14 dólares y mínimos de 95.80.

En tanto, en el mercado de Londres, la mezcla de referencia en Europa, el Brent del Mar del Norte, cerró la sesión con un avance de apenas 0.3% a 116.23 dólares por barril, alcanzando su mayor nivel desde el pasado 2 de agosto.

De acuerdo con Bill O’Neill, analista de Logic Advisors, el mercado descuenta las negativas noticias sobre la demanda para concentrar su atención en las interrupciones en el suministro.

Éste es un mercado que se niega a bajar. Se ve bien técnicamente , dijo a The Wall Street Journal.

Pero lo que llamó la atención fue el súbito salto en el diferencial de precios entre el WTI y el Brent, alcanzando en el intradía poco más de 20 dólares, para luego acotarse a 17.82 al cierre del mercado.

El diferencial no había visto niveles por encima de 20 dólares desde octubre, cuando los precios del WTI descendían a mínimos de 12 meses sobre 78 dólares y el Brent cotizaba en 95 dólares.

El año pasado, el conflicto libio retiró del mercado las exportaciones de ese país de crudo ligero, en febrero del 2011 se calculaba que Libia dejó de producir 350,000 barriles diarios de petróleo. situación que aumentó la demanda de las refinerías europeas de calidades parecidas al Brent, presionando a la alza su precio.

Mientras tanto, el aumento de la producción de petróleo en EU hizo que se desbordara la demanda interna y las infraestructuras necesarias para hacer frente al volumen destinado al mercado, lo que creó un efecto de saturación, de ahí que el diferencial se disparara; hacia finales del 2011, con la producción de Libia en recuperación, este diferencial se estrechó.

EU Y EUROPA, CONDICIONES DIFERENTES

Hoy, la incertidumbre que existe en Medio Oriente aviva las dudas sobre una posible interrupción del suministro del crudo, provocando nerviosismo y presiones sobre el precio del energético, adicionalmente se tiene la repentina ola de frío que ha incrementado la demanda por energía, lo cual explica el alza de 8% que ha regsitrado el Brent en lo que va de este 2012.

Mientras que en Estados Unidos la situación es diferente, por un lado, el invierno está siendo mucho más suave, además los inventarios de crudo se mantienen elevados, aunque la semana pasada cayeron de manera inesperada en 4.5 millones de barriles; no obstante, los productos subieron a pesar de un menor procesamiento de crudo, es en este contexto que el precio del contrato próximo a vencer del WTI ha cedido 0.2% en lo que va de año, mientras que los contratos a largo plazo superan en precio a los más inmediatos.

Especialistas consideran que el diferencial seguirá siendo amplio, al menos durante los próximos meses. ( Con información de Ana Valle)