Washington.- Los precios al consumidor de Estados Unidos bajaron inesperadamente en abril en el primer descenso del año, mientras que la tasa anual subyacente registró su menor alza desde 1966, mostró un informe del gobierno.

El reporte da cuenta de que las presiones inflacionarias están controladas, lo que permitiría a la Reserva Federal mantener bajas las tasas de interés.

El Departamento de Trabajo dijo que su Índice de Precios al Consumidor ajustado estacionalmente bajó 0.1%, afectado por una caída en los costos de la energía, tras un alza de 0.1% del mes pasado.

Los analistas esperaban un incremento de 0.1 por ciento.

En 12 meses hasta abril, los precios subieron 2.2 por ciento.

Los precios a nivel subyacente, que excluyen los componentes más volátiles como alimentos y energía, permanecieron sin cambios en abril.