DoorDash se estrenó este miércoles en Wall Street y lo hizo a un precio de 102 dólares por acción, por encima de lo esperado en un primer momento.

Tras el primer día de cotización, los títulos de la aplicación de reparto de comida a domicilio, una de las más utilizadas en Estados Unidos, ganaron 85.79% para cerrar en 189.51 dólares por undidad.

La compañía había anunciado que preveía vender acciones a un precio de entre 90 y 95 dólares, pero el interés de los inversionistas hizo subir esa cifra.

Según la CNBC, la compañía vendió este martes a inversionistas acciones a 102 dólares en la previa de la Oferta Pública Inicial (OPI) de la empresa.

The Wall Street Journal también anticipó esta cifra como la esperada de cara al estreno bursátil, que previsiblemente consolidará a DoorDash como la principal empresa del sector de la comida a domicilio en Estados Unidos.

Este precio inicial de 102 dólares por acción supuso una valoración por encima de los 30,000 millones de dólares para la empresa, fundada en 2013 y con sede en San Francisco, convirtiendo su OPI en una de las más grandes del año.

La firma ingresó 1,916 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2020, más del cuádruple de los que logró en el mismo periodo del año pasado, según indicó en documentos preparatorios para la salida a bolsa dirigidos a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos,.

Hoy se espera el debut de Airbnb, que podría obtener una valoración de hasta 42,000 millones de dólares.