Desde el pasado 8 de noviembre, cuando el republicano Donald Trump ganó contra todos los pronósticos las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el dólar se ha fortalecido frente a otras divisas del mundo.

El primer impacto lo tuvo el peso tras cotizar ese mismo día arriba de los 21 pesos por dólar, cuando la jornada anterior se ubicaba en 18.42 pesos por dólar.

A la fecha mantiene una depreciación de 10.82%, cotizando en 20.414 pesos por billete verde.

En el año el peso se ha depreciado 18.6% frente al dólar estadounidense.

Brasil, la economía más importante de Latinoamérica, ha tenido problemas políticos y económicos durante el año, lo que ha afectado al real, que aunque aún mantiene una apreciación en el año de 13.6% frente al dólar, desde el 8 de noviembre ya ha perdido 7.98% de su valor frente al billete verde.

Ilan Goldfajn, el jefe del Banco Central de Brasil, afirmó al diario Folha de São Paulo que la política monetaria no cambiaría tras la elección de Donald Trump, ya que se tiene señales recientes de pausa en la inflación de los servicios, teniendo que adoptar un tono más duro y más preciso en la política monetaria.

El rand de Sudáfrica ha sufrido por los problemas políticos que se han presentado, ya que el parlamento quiere destituir al presidente Jacob Zuma, lo que ha disminuido la credibilidad del país para los inversionistas, esto se suma a la volatilidad mundial.

El banco central de Sudáfrica aún no ha dado un anuncio oficial sobre una intervención monetaria y su última intervención fue el 18 de marzo, sumiendo su tasa de interés a 7 por ciento.

El rand se ha depreciado desde la victoria de Trump 9.32%; sin embargo, en el año aún mantiene una apreciación de 6.81 por ciento.

China y Rusia, mencionados en determinadas ocasiones en el discurso de Donald Trump, han tenido una depreciación moderada en sus divisas.

Desde el 8 de noviembre el yuan ha perdido 1.48% y el rublo ruso se ha caído 1.53 por ciento.

Sin embargo, mientras en el año la moneda china ha tenido una pérdida de valor en 5%, el rublo aún mantiene una apreciación frente al dólar de 11.14%, pasando de 72.94 a 64.82 rublos por dólar.

Por otras razones

La depreciación del yuan tiene que ver más con las burbujas de activos y la incertidumbre sobre el crecimiento del PIB del país asiático, según publicó el portal online de The Wall Street Journal.

El banco central de la República Popular de China ha mantenido su tasa de interés en 4.35% desde octubre del año pasado.

Aún no se ha dado un informe sobre si se intervendrá con una política monetaria.

En cambio, el banco central de Rusia este año bajó su tasa de interés a 10%, su próxima reunión será el 16 de diciembre.

Sin embargo, no se ha pronunciado sobre su política monetaria ante la depreciación que se ha tenido en más de una semana.

Efecto dominó

Para la divisa argentina el resultado de las elecciones el pasado 8 de noviembre se sumó a otras condiciones que ya estaban presionando su divisa, pues en lo que va del año ésta se ha depreciado frente al dólar 19.9 por ciento.

El martes de esta semana el Banco Central de la República Argentina bajó sus tasas de interés ya que el titular de la institución, Federico Sturzenegger, comentó a medios locales que la tasa es demasiada elevada y que un incremento de ésta llevaría a la inflación a rebasar los límites máximos en los que se encuentra.

Otro de los bancos centrales que tuvieron que modificar su tasa de interés, además del de México, fue el de Chile, el cual a pesar de la depreciación que ha tenido en la última semana, de 4.54%, decidió mantener sus tasas de interés a 3.5%, argumentando que en el tercer trimestre la economía de aquel país ha tenido un buen desempeño.

Súperdólar avanza con fuerza ante monedas

El índice Dólar DXY, que mide el comportamiento del dólar ante seis monedas del mundo, alcanzó su mejor nivel en 13 años y medio, después de que presentara un alza de 0.5% a 100.94 puntos.

La fortaleza del dólar está asociada a las declaraciones de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed), ante la Comisión Económica Conjunta del Congreso donde dijo que es posible un alza de las tasas de interés relativamente pronto , de acuerdo con la agencia de información Reuters.

Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, prometió en campaña un programa de estímulos fiscales, como cobrar menos impuestos a las empresas, que podría generar presiones para que Fed suba las tasas más rápido (...) El mercado estaba incorporando un alza nada más el próximo año (algo que podría cambiar) , explicó Juan Carlos Alderete, subdirector de Estrategia de Tipo de Cambio de Banorte IXE.

Junto con las declaraciones de Yellen y el programa fiscal de Trump, datos económicos más fuertes de los estimado dieron más fortaleza al dólar.

Se dio a conocer que los permisos de inicios de construcción de casas alcanzaron un máximo de nueve años en octubre y que las solicitudes semanales de subsidios por desempleo cayeron a un mínimo de 43 años.

Para el próximo mes, se espera que tanto la Fed de Estados Unidos (el 14 de diciembre) como el Banco de México (Banxico, el 15 de diciembre), eleven sus tasas de interés.

Para México pronosticamos un alza de tasas que podría ser de 50 puntos base (pbs) y para Estados Unidos de 25 pbs. Ello derivado de que la política monetaria de Estados Unidos ocasionará el fortalecimiento del dólar respecto del resto de las divisas, que junto con la incertidumbre de las medidas de Trumpeconomics en México, perjudicará la cotización del peso mexicano , detalló Mariana Ramírez, de Ve por Más, a través de un análisis. (Mario Calixto)

rafael.mejia@eleconomista.mx