El peso mexicano se mantuvo estable frente al dólar este lunes. La divisa local tuvo al inicio de la sesión un comportamiento negativo, pues recibió presión de una recuperación del dólar y débiles cifras de la economía local.

El tipo de cambio cerró la jornada en 20.1740 unidades contra su registro de 20.1790 pesos del viernes, con datos oficiales del Banco de México (Banxico). El cambio implica un avance marginal de 0.03%, inferior a un centavo.

 

El par se movió en un rango entre un máximo de 20.2302 unidades y un mínimo de 20.1551 unidades. Al cierre, el Índice Dólar (DXY), que compara al billete verde con una canasta de seis divisas, subía 0.19% a 93.82 puntos.

El dólar recuperaba terreno este lunes debido a que los operadores esperan que la política monetaria sea más estricta en Estados Unidos, a pesar de apuestas de que las alzas a las tasas ocurrirán antes en otros países.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, adelantó el viernes que el banco central deberá comenzar la reducción de sus compras de activos pronto, pero sin subir las tasas porque el empleo todavía es débil.

El peso perdió fuerza después de la publicación de cifras económicas locales. El Indicador Global de Actividad económica (IGAE) se contrajo 1.6% en agosto contra el mes previo, un dato negativo previo a cifras relevantes.

En el aspecto técnico, el par operó por debajo de la media móvil exponencial de 200 días, ubicada en 20.2200 unidades y que es su resistencia de corto plazo. El soporte estaría en 20.1200 unidades, explicó ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx