El peso mexicano retrocedió este viernes e hiló su cuarta caída semanal consecutiva contra el dólar estadounidense. La divisa local se depreció en una jornada volátil, tras conocerse el dato de nóminas no agrícolas de Estados Unidos.

El tipo de cambio concluyó la jornada en 20.7090 unidades contra el registro de 20.4240 del viernes pasado, con datos del Banco de México (Banxico). Esto implicó una depreciación en el periodo de 28.50 centavos o de 1.40 por ciento.

En esta jornada, desde un nivel de 20.6680 unidades, el peso perdió 4.10 centavos, que son equivalentes a una variación de 0.20 por ciento. El cruce operó en un rango con un techo de 20.7852 unidades y un mínimo de 20.5357 pesos.

 

De acuerdo con los datos del Departamento del Trabajo, el ritmo de la creación de empleo desaceleró en septiembre. En el noveno mes fueron creadas 194,000 empleos no agrícolas comparados con 366,000 reportadas en agosto.

Analistas consideraron que el débil dato elevó las dudas en los mercados porque mostró la necesidad de extender los estímulos de la Reserva Federal (Fed) a pesar de un entorno con más inflación que hace evidente su pronto retiro.

"Los datos reviven la duda sobre cuándo el banco central anunciará el "tapering" (como se llama a la reducción de su programa de compra mensual de bonos), ya sea a principios de noviembre o después", explicó el local CI Banco.

Al cierre, el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense frente al resto de las divisas del G7, cedía -0.15% a 94.07 unidades. En cuatro semanas, la moneda local ha dejado 84.20 centavos o 4.24 por ciento.

jose.rivera@eleconomista.mx