El peso mexicano se apreció contra el dólar estadounidense el miércoles. La moneda local extendió el avance en medio de un menor nerviosismo en los mercados, tras las reacciones que provocó la variante Ómicron de Covid-19.

El tipo de cambio terminó la jornada en 20.9652 unidades contra las 21.0285 unidades por dólar de ayer, con datos oficiales del Banco de México (Banxico). Eso significó para el peso un avance de 6.33 centavos o 0.30 por ciento.

El cruce operó en un rango entre un máximo de 21.0350 unidades y un mínimo de 20.8878 unidades, no visto desde el 22 de noviembre. La paridad había subido al final de noviembre como reacción de temor a la variante Ómicron.

 

El peso aprovechó el debilitamiento del dólar, debido a una disminución en la búsqueda de refugio. El Índice Dólar (DXY), que compara al billete verde con seis divisas de referencia, se movía al cierre -0.50% al nivel de 95.89 puntos.

La farmacéutica Pfizer, una de las desarrolladoras de vacunas contra la Covid-19, informó temprano que una tercera dosis de su biológico mostró eficacia para neutralizar la nueva variante del coronavirus que fue descubierta en África. 

"La reacción instintiva a la nueva variante fue evidentemente exagerada según información que tenemos ahora, pero nadie sabe dónde acabarán los mercados. Todavía queda mucho por saber", explicó Craig Erlam, analista OANDA.

Los operadores ahora esperan la publicación de indicadores económicos relevantes, entre ellos los datos de inflación de México y de Estados Unidos, antes de las últimas decisiones monetarias de la Fed y el Banxico en el año.

jose.rivera@eleconomista.mx