El peso mexicano perdió marginalmente este viernes contra el dólar estadounidense. La moneda quedó casi sin cambios en un mercado errático y cerró una semana positiva, en espera de inminetes alzas de tasas en Estados Unidos.

El tipo de cambio terminó las operaciones en 20.3155 unidades contra 20.3133 unidades ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Eso significó para el peso mexicano una pérdida marginal de 0.01% que fue inferior a un centavo.

En la semana, desde un cierre de 20.3709 unidades el viernes pasado, la ganancia de la divisa fue de 5.54 centavos o 0.27 por ciento. El par operó en estos días entre un techo de 20.5230 unidades y un mínimo de 20.2818 unidades.

 

El Índice Dólar (DXY), que compara al billete verde con una canasta conformada por seis divisas de referencia, acumuló una pérdida de 0.60% en el periodo y en la jornada avanzó 0.38% a 95.15 puntos, tras tres días con retrocesos.

Las cifras de la inflación estadounidense publicadas esta semana y los comentarios de miembros de la Reserva Federal mantienen las expectativas de que el banco central dará inicio al ciclo de alza de tasas de interés en marzo.

jose.rivera@eleconomista.mx