El peso mexicano se apreció frente al dólar estadounidense este miércoles. La divisa local extendió a tres su racha de ganancias consecutivas, en un inicio de diciembre que destacó por un mayor apetito por los activos de riesgo.

El tipo de cambio terminó las operaciones en 21.3759 unidades contra el cierre de 21.4681 unidades de ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Esto significó para el peso una ganancia de 9.22 centavos o de 0.43 por ciento.

 

Con su movimiento, el peso extendió a tres su racha de alzas y desde un nivel de 21.8335 unidades, se ha apreciado 45.76 centavos o 2.10 por ciento. El temor en los mercados a la variante Ómicron de Covid-19 se ha matizado.

Autoridades de Israel informaron sobre respuestas positivas con esquemas de vacunas en casos de la variante Ómicron de Covid-19. No obstante, los mercados vigilan atentos tras la detección de un primer caso en Estados Unidos.

"Los mercados comienzan a descartar los peores escenarios (por la variante Ómicron de Covid-19) de los elementos de incertidumbre registrados recientemente", afirmó Ci Banco.

Por otra parte, los operadores continúan en espera de información económica luego de los comentarios del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, quien dijo ayer que posiblemente la inflación no será transitoria.

El procesador de nóminas ADP dio a conocer que la iniciativa privada estadounidense creo más empleos de los esperados en noviembre. Mejores condiciones de empleo y la elevada inflación facilitarían alzas a las tasas de interés.

En el aspecto técnico, en su mejor registro de la jornada, el par tocó un mínimo de 21.4394 unidades, lo que permitió al precio rebotar al alza hacia un nivel técnico de 50 días, que se ubica en  21.4774 unidades por billete verde.

jose.rivera@eleconomista.mx