Las Materias primas deberán dar batalla para recuperar su lugar en las carteras de inversión, tras el fin del superciclo y en un mundo donde el crecimiento económico no despega, dijeron ejecutivos de JPMorgan Asset Management.

Sin embargo, el sector podría recuperar algo de su antigua gloria otorgando algunos beneficios por diversificación, explicaron durante una conferencia que organizó la firma administradora de fondos esta semana en Londres.

Durante el boom de las materias primas, fogoneado por el desarrollo de infraestructura en China en los años previos a la crisis financiera global, muchos inversionistas reforzaron sus colocaciones en el sector para beneficiarse con el fuerte crecimiento de los mercados emergentes y al mismo tiempo diversificarse.

Durante los años subsiguientes, las materias primas solieron moverse en tándem con otras clases de activos. La regla general es que los activos se diversifican hasta que se ponen de moda , dijo John Bilton, jefe del equipo de Estrategia Global de JPMorgan Asset Management.

Las materias primas pasaron de ser una fuente de diversificación a una de retorno adicional en los portafolios , agregó el ejecutivo.

El índice Thomson Reuters/CoreCommodity CRB, que agrupa 19 materias primas, cuadruplicó su valor desde comienzos de 1999 hasta alcanzar un máximo en julio del 2008, pero desde entonces se ha derrumbado a la mitad.

Adiós a los altos rendimientos

Esos rendimientos no volverán porque la transición de China hacia una economía de consumo está moderando la demanda de materias primas y en otras partes del mundo la pesada carga de deuda presionará el crecimiento económico.