El precio de la mezcla mexicana de exportación sigue cayendo, a diferencia de los referenciales Brent y West Texas Intermediate que lograron cerrar en números verdes.

Así, el petróleo mexicano cayó 2.85%, o 45 centavos, y se vendió en 15.33 dólares por barril.

Desde el pasado 21 de febrero, fecha en la que comenzó el declive de los precios del petróleo por la falta de acuerdos entre Arabia Saudita y Rusia por la reducción en la producción, el crudo mexicano de exportación ha perdido ya 68.4% de su valor. El 20 de febrero cotizaba en 49.15 dólares

Los precios del petróleo subieron el lunes, mientras la gasolina en Estados Unidos cayó 30% a un récord mínimo en momentos en que la pandemia del coronavirus dinamita la demanda mundial de combustible por la contracción de la actividad del sector de viajes.

Los futuros del Brent subieron 5 centavos, a 27.03 dólares por barril o 0.19%, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos para entrega en mayo ganaron 73 centavos, o 3.2%, a 23.36 dólares por barril.

Desde el 21 de febrero a la fecha, el Brent ha perdido ya 53.8%mientras que el WTI ha caído 56.2 por ciento.

Los futuros de la gasolina en EU, el principal consumidor del combustible, cedieron 32%, o 0.41 dólares por galón, lo que es su menor nivel jamás registrado.

Casi nula demanda

La destrucción de la demanda causada por la pandemia ocurre mientras el mercado lidia con una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, luego del colapso de la alianza OPEP+, lo que ha inundado al mercado con suministros.

El exceso de oferta es tan extremo que los reguladores en Texas consideraron frenar la producción por primera vez en casi 50 años.

Estados Unidos planea enviar un representante especial a Arabia Saudita para trabajar con el reino en la estabilización del mercado petrolero mundial, dijeron funcionarios de ese país.

Sondeo preliminar

Inventarios de crudo en EU aumentarían por novena semana

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos habrían crecido por novena semana consecutiva, mientras que las existencias de productos refinados habrían descendido la semana pasada, mostró el lunes un sondeo preliminar de Reuters.

Cinco analistas estimaron, en promedio, que los inventarios de crudo habrían aumentado en 2.9 millones de barriles en la semana concluida el 20 de marzo.

En la semana al 13 de marzo, los inventarios de crudo subieron en 2 millones de barriles a 453.7 millones de barriles, el mayor nivel desde julio del 2019, dijo la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés).

Analistas consultados por Reuters esperaban un incremento de 3.3 millones de barriles. El sondeo fue realizado antes de los reportes del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés) y la EIA, una agencia del Departamento de Energía de Estados Unidos.

El API entregará sus datos de la última semana hoy, mientras que la EIA divulgará sus cifras semanales mañana.

Los analistas estimaron que los inventarios de gasolina habrían disminuido en 1.7 millones de barriles la semana pasada.