A mitad de semana, la mezcla mexicana de exportación tuvo un avance de 3.14 dólares respecto a la víspera, para ofertarse en 62.32 dólares el barril, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

A decir de Banco Base, las ganancias del petróleo se debieron a la publicación del reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés), donde se registró que la semana previa los inventarios de crudo se redujeron en 9.5 millones de barriles.

Esto se debió a un aumento en la demanda interna y externa por el crudo estadounidense.

Para la EIA, las exportaciones de petróleo de Estados Unidos aumentaron a 3.05 millones de barriles diarios, nuevo máximo histórico, mientras que la utilización de refinerías creció en 0.5 a 94.7 por ciento.

Otro de los factores que apoyó la reducción en los inventarios de crudo estadounidense fue la baja de 283 mil barriles diarios en las importaciones de petróleo.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) ganó 2.60 dólares para cotizar en 60.43 dólares el barril, mientras que el Brent se ubicó en 67.01 dólares el tonel, con un alza de 2.85 dólares, de acuerdo con Bursamétrica.