El petróleo cayó el viernes en una sesión de bajo volumen de operaciones tras un feriado en Estados Unidos debido a que la remontada del dólar hasta un máximo de ocho meses y el desplome de las acciones chinas sumaron presiones a los futuros del crudo.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI), el referencial del petróleo en Estados Unidos, cayeron 3%, luego del feriado del Día de Acción de Gracias el jueves.

El crudo Brent bajó más de 1 por ciento. El dólar tocó su mayor nivel desde fines de marzo frente a una cesta de monedas debido a las especulaciones de que el Banco Nacional Suizo seguiría la ruta del Banco Central Europeo y recortaría su tasa de depósitos.

Un dólar más fuerte hace a las materias primas que cotizan en esa moneda, incluido el petróleo, más costosos para los tenedores de otras divisas.

En China, las acciones se hundieron 5%, presionadas por temores sobre medidas de los reguladores y por un descenso de las utilidades del sector industrial.

El referencial WTI perdió 1.33 dólares, a 41.71 dólares por barril, en una sesión en la que se transaron poco más de 28,000 lotes, frente al volumen normal de más de 500,000 lotes. En la semana, el WTI subió 4 por ciento.

El crudo Brent terminó la sesión con una merma de 60 centavos, a 44.86 dólares. En la semana, el Brent ganó menos de medio punto porcentual. En el mes, ambos referenciales han caído cerca de 10 por ciento.

Analistas esperan que durante la presente semana predomine la cautela en el mercado, antes de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el 4 de diciembre. Si bien el consenso es que la OPEP mantendrá sus niveles de producción estables, algunos creen que podría hacer un cambio.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación no operó ni jueves ni viernes por el feriado en Estados Unidos.