Los pagos ilícitos en comisiones y desvíos vinculados a la trama de corrupción en la petrolera brasileña Petrobras podrían alcanzar los 42,000 millones de reales (más de 10,000 millones de dólares), según estimaciones policiales publicadas hoy.

Los investigadores de la policía federal brasileña estimaron en un informe que, entre 2004 y 2014, los pagos ilícitos de Petrobras en relación con 27 empresas podría duplicar el cálculo inicial de 20,000 millones de reales.

La policía que investiga la Operación Lava Jato –el mayor escándalo de corrupción del país, según el fiscal general- estima que los contratos de suministro a Petrobras por las empresas que conformaban un cártel ilícito habrían inflado los contratos entre el 3.00% y el 20% para pagar comisiones a partidos políticos y a funcionarios de la petrolera.

NOTICIA: Petrobras aplaza negociaciones con trabajadores en huelga

Considerando que en ambiente de cártel la competitividad está prácticamente descartada, se estima que los porcentajes de lucro excesivos aplicados por las empresas contratistas puedan haber variados entre un mínimo de 3.00%, correspondiente a los valores pasados a partidos políticos y a exfuncionarios de Petrobras, pudiendo alcanzar hasta el 20% , indicó el escrito, publicado por el diario Estado de Sao Paulo.

Hasta la fecha Petrobras solo admitió que 6,200 millones de reales (el equivalente a 2,000 millones de dólares en la época) fueron desviados ilícitamente de la empresa como consecuencia de la trama de corrupción, según sus cuentas públicas de 2014.

NOTICIA: Huelga en Petrobras reduce producción en 115,000 barriles diarios

La Operación Lava Jato (Operación Limpieza, en portugués) que investiga el escándalo de desvío de fondos de Petrobras por medio de contratos sobrefacturados con suministradores de servicios ya afectó a 62 políticos, entre ellos ministros, gobernadores y parlamentarios en activo y retirados.

Entre los investigados figuran el presidente del Congreso, Eduardo Cunha, sospechoso de tener cuentas bancarias en Suiza no declaradas donde recibiría los pagos de comisiones, así como el presidente del Senado, Renan Calheiros, también señalado como eventual receptor de los sobornos.

frm