En los primeros minutos de operación, el mercado electrónico muestra que el peso argentino cae 4.36%, al situarse en 55.94 pesos argentino por un dólar, persistiendo el gran nerviosismo que tiró a la moneda argentina 15.27% durante el lunes negro.

Los analistas señalaron que el riesgo país de Argentina repuntó a su máximo nivel en casi una década tras la depreciación de la moneda argentina como reacción al resultado adverso del Gobierno en las recientes elecciones primarias y la derrota de Macri, dijeron operadores.

El principal benchmark (indicador de la banca J.P. Morgan) se aceleró casi 100 unidades, a 1,564 puntos básicos, su más alto nivel desde mitad de mayo de 2009.

Especialistas estiman que el tipo de cambio podría tocar los 65 pesos argentinos por dólar en los próximos días de seguir la turbulencia lo que representaría una depreciación mayor al 16%, que se sumaría al 15% de pérdida de valor del lunes.