El grupo estadounidense de productos de higiene y del hogar Colgate reconoció haber enfrentado un trimestre "difícil", en el que las ventas fueron decepcionantes, sobre todo en América Latina.

El número uno del mundo en dentífricos facturó 3.890 millones de dólares entre abril y junio, lo que representa un aumento de 1,5% y está por debajo de las expectativas del mercado y del grupo.

Si bien las ventas crecieron en Estados Unidos (8%), Europa (6%) y en menor medida en Asia/Pacífico (1.5%) y África/Eurasia (1%), cayeron un 7% en Latinoamérica, su mayor mercado.

"Una vez más el segundo trimestre fue difícil, entre el crecimiento limitado en varias categorías de productos en muchos países y los recientes movimientos adversos en los mercados de divisas", dijo el CEO del grupo, Ian Cook, en un comunicado.

En particular, lamentó la disminución de las ventas por volumen en los países emergentes y el estancamiento de los precios en todo el mundo.

"Los gastos de publicidad aumentaron (...) en comparación con el segundo trimestre de 2017 y seguiremos apostando a su crecimiento durante todo el año, tanto en términos absolutos como en porcentaje de ventas, a fin de promover nuestros nuevos productos, nuestras actividades tradicionales y nuestras actividades de promoción del consumidor a largo plazo", sostuvo Cook.

El grupo aún espera un crecimiento de ventas por debajo del 5% para el año en general.

El beneficio neto de la firma se apreció en un 22% en el segundo trimestre, para llegar a 637 millones de dólares.

erp