El cobre revirtió caídas y tocó el jueves máximos de un mes, liderando las subidas entre los metales industriales ante una depreciación del dólar luego de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no dio detalles de su política económica en su primera conferencia de prensa.

Trump asumirá la presidencia de Estados Unidos el próximo 20 de enero.

En su conferencia de prensa del miércoles, Trump no aclaró sus propuestas de recortes impositivos y mayor gasto en infraestructura, dos factores que habían alimentado una escalada en Wall Street y una ola vendedora en los mercados de bonos.

La decepción por la conferencia de Trump hundió al dólar a un mínimo de cinco semanas contra una canasta de monedas, impulsando a los activos transados en la moneda estadounidense.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una subida de 2.2%, a 5,842 dólares la tonelada. Durante la madrugada había tocado máximos desde el 12 de diciembre, a 5,869 dólares la tonelada, ayudado también por preocupaciones en torno al suministro del metal.

Freeport-McMoRan y otras mineras suspendieron los envíos de concentrado de cobre en respuesta a una prohibición del gobierno de Indonesia de exportar metales no procesados que entró en vigor el jueves. Esto generó compras especulativas, dijo el analista del Citi David Wilson.

En tanto, el níquel cerró con una subida de 0.9%, a 10,275 dólares la tonelada, tras haber bajado más temprano 5% a 9,660 dólares, luego de que Indonesia refirió que suavizará una prohibición de exportar minerales que rige desde el 2014.

En cuanto a otros metales, el zinc subió 1.1%, a 2,728 dólares por tonelada, mientras que el plomo ganó 3.1%, a 2,200 dólares y el aluminio subió 1.8%, a 1,790 dólares. En cambio, el estaño bajó 0.4%, a 21.070 dólares.

valores@eleconomista.mx