Los datos hablan por sí solos. La gestora española con peor evolución en lo que va de año lleva por segundo nombre el del único banco europeo que ha pasado por un proceso de resolución y que ha sido vendido a otro por un euro. La segunda gestora con peores cifras es la filial de una entidad que está revisando su presencia en España.

A los clientes de los fondos de inversión no les gusta la incertidumbre. Lo han demostrado con cada una de las gestoras que han pasado por problemas en el pasado más reciente. Y eso a pesar de que el dinero que los partícipes tienen en los vehículos de inversión colectiva está blindado frente a desgracias. Un banco puede caer, pero el patrimonio que gestiona en fondos de inversión nunca lo hace con él porque esos recursos están fuera de su balance.

Pero eso no quiere decir que nada suceda cuando un banco cae. Los clientes de la gestora de Banco Madrid lo saben. Han recuperado su dinero, pero tras un largo proceso que incluyó la congelación temporal de los fondos.

Es posible que la perspectiva de una quiebra acelerara las salidas de dinero de los partícipes de Allianz Popular, la gestora en la que Popular tiene un 40%, antes de que Santander se hiciera con ella. Pero los reembolsos netos siguieron cuando se conoció el futuro del banco en apuros y el nombre de su nuevo dueño.

La patronal del sector de fondos de inversión, Inverco, acaba de confirmarlo. Puede que Allianz Popular sufriera salidas netas de dinero de sus fondos de 286 millones de euros en los primeros ocho días de junio, pero en el acumulado del mes la cifra fue a más. En junio, la gestora ha cedido 626 millones, lo que significa que los clientes siguieron sacando dinero cuando ya se sabía que el banco estaba en manos de Santander y que ninguno de sus fondos iba a ser objeto de congelación.

Lo que queda ahora es la incertidumbre sobre cuál será el futuro de la gestora compartida por Allianz (tiene el 60%) y Popular (con el 40%), y eso tampoco gusta a los clientes. Santander puede decidir comprar a la aseguradora su parte y asumir las riendas de la firma o mantener el acuerdo con Allianz.

Reembolsos de casi 1,500 millones

Tanto el pasado como el futuro de Allianz Popular han convertido a la gestora en la firma española que más reembolsos sufre en lo que va de año: 1,474 millones de euros en el primer semestre, lo que deja su patrimonio gestionado en 9,244 millones.

Esta cifra está a mucha distancia de las demás, pero no es la única entidad que cede dinero. Deutsche Asset Management es la segunda firma con peor evolución en el año en términos de reembolsos y también esta gestora está pasando por un proceso que genera incertidumbre.

En este caso no se trata de dudas sobre la solvencia, sino de su futuro en España. Deutsche Bank está revisando su presencia en banca minorista en el país y todavía no está claro si la gestora estará dentro del paquete en venta o no. ¿Resultado? 319 millones de euros en salidas netas de sus fondos españoles en lo que va de año.

Lo que les sucede ahora a Allianz Popular y a Deutsche AM lo han vivido antes otras firmas. La propia gestora alemana tuvo fuertes reembolsos en sus fondos españoles cuando el año pasado se dudó de la solvencia de su banco matriz, antes de que se produjera la macroampliación de capital que ha mejorado las ratios de salud financiera de Deutsche Bank.

Espirito Santo Gestión, la filial española de fondos de inversión del grupo financiero portugués Banco Espírito Santo, es otro de los ejemplos. La gestora lusa comenzó a perder patrimonio de forma acelerada en 2014, cuando se conocieron los problemas de su matriz, y no ha vuelto a recuperar al 100% la confianza de los partícipes desde entonces, por mucho que ahora sea Novo Banco. En estos momentos, la firma gestiona 650 millones de euros. En 2013 la cifra ascendía a 1,130 millones.

Barclays también tuvo episodios de fuerte salida de dinero de sus fondos en 2014, cuando puso en revisión su presencia en banca minorista en España (lo mismo que está haciendo Deutsche Bank ahora). Al final, la división de gestión de patrimonios, Barclays Wealth Managers España, acabó en manos de CaixaBank.

[email protected]