El próximo 5 de abril Cementos Mexicanos (Cemex) llevará a cabo una asamblea de accionistas para proponer la emisión adicional de acciones, además de un plan de recompra de títulos.

Con el fin de aumentar su capital social propone incrementar por hasta 11,250 millones el número de acciones no suscritas adicionales (equivalente a 375 millones de American Depositary Shares).

Lo anterior será siempre y cuando las condiciones de mercado sean atractivas, dijo la cementera mexicana a través de la convocatoria a los accionistas y en una llamada telefónica que sostuvo con analistas el jueves pasado con motivo de su cuarto reporte financiero del 2017.

“Aunque Cemex actualmente no tiene la intención de anunciar oferta alguna, se propone recibir autorización para emitir acciones con el propósito de estar preparado para las oportunidades que puedan presentarse en el mercado, mientras se prepara para su siguiente etapa por venir”, se lee en el documento presentado por la empresa al mercado.

El director general de la cementera, Fernando González Olivieri, dijo a los analistas que cualquier inversión que realicen se hará “con cautela y de manera disciplinada”, para no comprometer la situación financiera de la compañía.

“Cemex enfatizó que no tiene intención de aumentar capital para acelerar la reducción del apalancamiento ni para llevar a cabo adquisiciones inmediatamente. La meta es maximizar la flexibilidad para cualquier situación u oportunidad que pueda surgir en el futuro”, explicaron analistas de Citibanamex a través de un reporte.

Establecerá plan de recompra

La cementera regia propondrá en una asamblea extraordinaria de accionistas establecer un plan de recompra de acciones por hasta 500 millones de dólares.

De aprobarse la propuesta, indicó en la convocatoria disponible en su sitio de Internet, las compras se realizarán a precios predominantes en compras abiertas a mercado en México.

“El momento, frecuencia y monto de recompra dependerá de factores como los niveles de generación de efectivo de las operaciones, las necesidades de efectivo para inversión en los negocios de Cemex, el precio de la acción de las condiciones de mercado, entre otros factores”, cita el documento.

Para analistas de Barclays, si la compañía utiliza el monto total de recompra, equivaldría a aproximadamente 40% del retorno en efectivo del flujo de caja libre para los accionistas generado durante los últimos 12 meses, un paso que han esperado con las recompras de acciones o dividendos en efectivo ordinarios.

Especialistas en temas bursátiles explicaron que cuando una empresa activa un fondo para recomprar sus acciones, simboliza la confianza que tiene de que en el futuro sus valores se van a apreciar o tener un precio más alto. También es una forma de financiarse en el corto y mediano plazo.

Cuando las empresas recompran acciones deben mantener, por lo menos, 15% en circulación en el mercado.

De acuerdo con el analista de Banorte IXE, José Espitia, ambas iniciativas —emisión de acciones y plan de recompra— representan un paso siguiente para recuperar su grado de inversión y forman parte de las alternativas de la compañía para financiar su crecimiento inorgánico.

Supera meta para recuperar grado de inversión

Cemex informó en su reporte del cuarto trimestre del 2017 que superó sus metas fijadas entre el 2016-2017 para recuperar el grado de inversión que agencias calificadoras de riesgo crediticio le retiraron en el 2009.

En términos de desinversión de activos logró 2,700 millones de dólares de los 2,500 millones de dólares previstos. Mientras que redujo 4,300 millones de dólares de su deuda total, superando el objetivo de 4,000 millones de dólares. La emisora también informó que entre octubre y diciembre disminuyó su deuda alrededor de 2%, para ubicarse en 10,901 millones de dólares —sin considerar notas perpetuas— desde los 11,111 millones de dólares reportados al cierre de septiembre del 2017.

“Durante los últimos tres años, a pesar de factores adversos de fluctuación cambiaria, la deuda (fue) reducida en más de 5,300 millones de dólares (pasando de) un desapalancamiento de 5.19 veces a 3.85 veces. La venta de activos fue de aproximadamente 3,100 millones de dólares”, expuso la cementera.

Cemex presentó también su guía 2018, en la que estima un crecimiento de 2% en sus volúmenes de cemento y agregados, así como de 4% en concreto.

No obstante, en este año no tiene previstas inversiones en capital de trabajo, aunque para activos fijos destinará 800 millones de dólares.

Además, espera reducir alrededor de 125 millones de dólares el costo de su deuda, incluyendo notas perpetuas y convertibles.

judith.santiago@eleconomista.mx