Para el último trimestre del 2015, analistas esperan débiles resultados para Cementos Mexicanos (Cemex).

Anticipamos un débil cuarto trimestre del 2015 y cautela sobre todo para la primera mitad del 2016 , explicaron analistas de Barclays en un reporte.

Este año, consideran que el flujo operativo (EBITDA) terminaría plano en comparación con el 2015 y la cementera lograría retomar la senda de crecimiento hasta el 2017 . Aunque aclararon que no existe ninguna preocupación fundamental en torno a la capacidad de la empresa para cumplir con sus obligaciones financieras.

En el primer semestre del 2016, asumimos el EBITDA a la baja, mientras que el crecimiento debe comenzar a darse alrededor del tercer trimestre del 2016 para afianzarse el año próximo , precisaron.

Cemex presentará sus resultados financieros correspondientes al cuarto trimestre del 2015.

Banorte-IXE Casa de Bolsa prevé una reducción de 1.1%, en promedio, en los volúmenes del consolidado. Por el lado de las ventas, podrían caer 6.4% y en el EBITDA, de 9.6%, al compararse con los resultados del cuarto trimestre del 2014.

No habrá sorpresas

Por su parte, analistas de Accival Casa de Bolsa esperan un reporte sin sorpresas, aunque favorable.

Sus pronósticos siguen sin cambio, con un EBITDA por 626 millones de dólares frente a los 663 millones del consenso.

Los resultados deberían seguir presionados principalmente por la mayor debilidad de las monedas latinoamericanas y del euro, aunque datos recientes muestran una aceleración de los precios locales en México y Colombia , comentaron.

Aunque la cementera está excesivamente apalancada y la debilidad de las monedas en mercados emergentes influye en sus resultados, analistas consideran que Cemex ha realizado un buen trabajo de reestructura, mejorando el perfil de vencimientos para los siguientes dos años.

Con su estrategia de refinanciamiento, logró mayor flexibilidad en su balance, con una extensión en la vida promedio de los vencimientos de cinco años , indica Banorte-IXE Casa de Bolsa.

El vencimiento de deuda para el 2016 es por 372 millones de dólaress.

El alto apalancamiento de Cemex se derivó principalmente de su agresivo plan de expansión en el 2007 y el 2008, cuando adquirió yacimientos de Rinker en Estados Unidos.

La relación de deuda neta EBITDA es alta, pero tiene suficiente flujo para enfrentar sus vencimientos. Si sumamos el flujo operativo de los últimos 12 meses con lo que tiene en caja, le alcanza dos veces para pagar toda su deuda financiera de corto plazo y todos sus intereses , explicó una analista que pidió no ser citada.

Venderá más activos

La estrategia de desapalancamiento está alineada con su plan de venta de activos. Al cierre del tercer trimestre del 2015, la cementera obtuvo 620 millones de dólares en venta de activos. Para finales de año, concretaría otros 1,000 millones de dólares y para el 2016 alrededor de 1,500 millones.

En enero del 2016, las acciones de Cemex en el mercado bursátil mexicano han perdido 12.76%; mientras que al comparar el rendimiento de todo el 2015, se observa una caída de 37.30 por ciento.

[email protected]