Cementos Mexicanos (Cemex) realizará la venta de bonos con la que espera recabar 200 millones de dólares en la Bolsa de Valores de Irlanda.

Según el borrador de la oferta, los recursos obtenidos serán utilizados para pago de pasivos y usos corporativos en general.

Agrega que la cementera mexicana pagará un cupón estimado de 5.875% y la emisión tendrá un vencimiento a 10 años.

Los recursos que sean recabados con esta nota senior serán destinados para fines corporativos, así como para el pago de otras deudas.

Al cierre de septiembre, la cementera con sede en Monterrey, Nuevo León, reportó que sus pasivos con costo fueron de 10,889 millones de dólares, excluyendo notas perpetuas, puesto que entre julio a septiembre redujeron 156 millones de dólares a su deuda total.

En el documento, Cemex reveló que hasta septiembre tenía disponibles 935 millones de dólares en líneas de crédito revolvente, lo que les permitirá enfrentar cualquier riesgo de liquidez en el corto plazo.

Sigue plan de reducción de pasivos

La cementera con operaciones en Estados Unidos, Europa, África y Asia está buscando reducir su nivel de apalancamiento y fortalecer su estructura de capital para recuperar el grado de inversión, después de que las agencias calificadoras Standard & Poor’s (S&P) y Fitch Ratings le retiraron sus credenciales en el 2009.

El bono que emitirá cuenta con nota crediticia “BB” por parte de las calificadoras S&P Global como de Fitch.

S&P Global Ratings expuso en un análisis de septiembre que mantiene una perspectiva Estable para Cemex por la “expectativa de que la mantenga su compromiso de fortalecer su perfil de riesgo financiero.

“El desempeño de Cemex de los últimos nueve meses se ha visto afectado por una caída de doble dígitos en los volúmenes de venta en el mercado mexicano, lo que representa alrededor de 40% del EBITDA consolidado”, expuso la calificadora de riesgo crediticio.

“La caída se deriva de la severa contracción en la industria de construcción durante este año debido a la desaceleración del gasto del gobierno en proyectos de infraestructura y obra pública, así como a un entorno de negocios incierto, ya que algunas decisiones del gobierno han disminuido la confianza de los inversionistas”, indicó S&P Global.

BNP Paribas, BofA Securities, Citigroup y JPMorgan actúan como los intermediarios colocadores de la oferta.

[email protected]