Las 36 casas de Bolsa que operan en el país elevarán sus costos de operación para conectarse al nuevo ambiente que significará la entrada de una segunda Bolsa de valores.

Los costos de ruteo y los costos globales de telecomunicaciones y de sistemas han cecido 40 o 50%, pero el beneficio de tener otra Bolsa lo vale , dijo el director de Sistemas de Masari Casa de Bolsa, Eduardo Ramos.

La inversión para la adecuación de los sistemas para conectarse directamente a una segunda Bolsa se estima en 800,000 dólares. A ello se suman otros costos, como las cuotas fijas mensuales por 60,000 pesos que desembolsarán por la operación de datos e intercambio de información. Ello, sin tomar en cuenta el pago de alguna membresía anual, así como otros gastos administrativos y de personal.

Estos costos son adicionales a los que actualmente las casas de Bolsa deben pagar por estar conectados y por ser miembros de la Bolsa Mexicana de Valores.

Se espera que la Bolsa Institucional de Valores (Biva) reciba oficialmente el título de concesión para operar como la nueva plaza bursátil en México.

Para tener la equidad en la operación con dos bolsas debemos duplicar la tecnología en comunicaciones para conectar el sistema de negociación con la Biva hacia cada una de las instituciones , añadió Ramos.

Los intermediarios tienen la opción de conectarse directa o indirectamente a las dos bolsas, bajo esta última alternativa se reducirían sus gastos.

La ventaja de estar conectado con otro intermediario es que reduce ciertos costos de comunicación hacia la nueva Bolsa y puedes acoplar tus procesos mucho más rápido que una institución grande que le llevará más tiempo , dijo.

Modificaciones

El pasado 23 de julio se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las modificaciones a la Circular Única de Casas de Bolsa para que éstas realicen sus actividades en más de una Bolsa de valores y establecieron plazos, que van de 90 días hasta 18 meses, para conectar sus sistemas a Biva.

Las casas de Bolsa deberán cumplir con el mandato de mejor ejecución , a fin de garantizar que las órdenes de compraventa de los valores se ejecuten en las mejores circunstancias y conveniencia para los clientes.

Por su parte, el director corporativo de Contraloría del Grupo Financiero Interacciones, Alfonso García, explicó que la casa de bolsa de Interacciones avanza en tiempo y forma para cumplir con la entrega de información que establecen las nuevas disposiciones.

Agregó que, desde febrero del 2016, las casas de Bolsa, bajo la guía de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles, trabajan en la adaptación de las nuevas reglas para operar con dos Bolsas.

El próximo 22 de septiembre, los intermediarios financieros deberán entregar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) los manuales de operación que deberá aprobarlos en un plazo de hasta seis meses.

Una vez recibida la autorización, las casas de Bolsa podrán operar bajo las nuevas reglas.

judith.santiago@eleconomista.mx