Las acciones de productoras de mariguana que cotizan en la Bolsa de Toronto, buscan recuperarse del retroceso que sufrió la mayoría el año pasado. El impulso proviene del exceso de liquidez en el mercado y el atractivo del riego de los inversionistas.

En lo que va del presente año, de una muestra de seis empresas, solamente una, Aurora Cannabis, presenta un retroceso en el precio de sus títulos.

La mayor alza corresponde a la empresa Tilray, compañía canadiense de medicamentos fabricados a base de cannabis. Tiene su sede en la ciudad de Toronto, Ontario y sus acciones registran un alza este año de 99.27% de rendimiento en el mercado bursátil de su país.

Aphria, con sede en Leamington, Ontario, es otro productor y distribuidor canadiense de cannabis para uso medicinal y recreativo.

Es la firma con el segundo mejor rendimiento en la Bolsa de Toronto, con 94% de incremento en lo que va del 2021 con un precio de 17.08 dólares canadienses.

En tercer lugar está Hexo, en el pasado llamada Hydropothecary Corporation, la cual crea y distribuye productos en el ámbito de la mariguana recreativa, y registra un incremento en el valor de sus acciones de 46.68% en la Bolsa de Toronto.

Por su parte, Cronos Group tiene 15.17% de retorno este año y Canopy Growth se mantiene con 5.97% de alza hasta el cierre de este jueves en Bolsa.

Los papeles de Aurora Cannabis, con ocho instalaciones en Canadá, presentan un descenso de 5.66% este 2021 y se venden a un precio de 10 dólares canadienses.

“Hay un rebote en los últimos meses, ahora todos los mercados están en máximos, muchos sectores están en máximos y ahora tenemos posiciones en empresas de mariguana que compramos cuando estaba alrededor de 30% de sus últimos máximos, aunque siguen en rojo pese a recuperar una parte, pero están más golpeadas que el mercado en general”, comentó Amin Vera, subdirector de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital.

El analista explicó que estas empresas, al hacerse públicas, se vendieron a los inversionistas con la expectativa de que los retornos y rendimientos que tendría serían muy elevados, pero la verdad no es así.

“Es un negocio de poco margen y muy regulado, donde las empresas no tienen las ganancias de otras empresas públicas. Tienen límite de producción y de venta, además, debe haber un registro de venta e incluso en Estados Unidos, es ilegal bancarizar el dinero que ganas de la venta de mariguana, toda la venta debe ser 100% en efectivo”, precisó.

En el 2020, las acciones de estas empresas cayeron a doble dígito, el mayor descenso fue de Aurora Cannabis con 68.34% de pérdida, seguido de Tilray con 51.78%, y Hexo con una caída de 43.60 por ciento.

Las excepciones fueron Aphria con 29.7% de alza y Canopy Growth con 14.6% de incremento en el valor de sus títulos en el 2020.

Además, en enero pasado se dio a conocer que las compañías productoras de cannabis están compitiendo por ser las primeras de su tipo en cotizar en la Bolsa de Valores de Londres, después de que la Autoridad de Conducta Financiera, el organismo de control financiero del Reino Unido dio luz verde el año pasado a los fabricantes de productos que usan el medicamento con fines médicos.

Regulación y caso mexicano

Las propuestas de regulación en Canadá comenzaron desde 2010, y se consiguió sólo para uso médico en 2015. Pero no fue sino hasta el 2018 que se hizo completamente legal a nivel federal en Canadá.

“Las compañías, en un primer momento, se tenían que dar de alta con enfoque de desarrollo de medicamentos, pero siempre han sido con fines productivos y de uso lúdico”, dijo Vera.

Con fines medicinales, Bolivia y Venezuela son los únicos países que tienen prohibido el uso de la mariguana en Sudamérica. Naciones como Canadá, Estados Unidos (algunos estados), Colombia, Ecuador, Argentina y México sí lo autorizan. Sólo Canadá, algunos estados de la Unión Americana y Uruguay autorizan el consumo de cannabis de forma responsable.

Amin Vera mencionó que en México “no puedes tener una posición institucional en empresas de cannabis, no están disponibles a través del SIC y aunque no es estrictamente ilegal, sí tendrás problemas porque la mariguana sigue siendo una droga regulada, y estás invirtiendo en una empresa de droga regulada”.

En México, “la regulación está lejos de la que hay en Canadá o EU. Aun se puede encarcelar a la persona que lleve un gramo más de los 28 permitidos y aún no se detalla el mecanismo de control del mercado, ahora sólo se despenalizó la posesión de más de los 28 gramos”, aclaró.

“En Canadá son muy precisos en que no se puede exportar ni tampoco importar la mariguana, exclusivamente es para consumo local”, dijo.

Además del uso medicinal de la mariguana, se vende en chocolates, dulces o bebidas.

ariel.mendez@eleconomista.mx