Ante un entorno financiero incierto y baja actividad económica por el coronavirus, las empresas acudieron por menos financiamiento en marzo a la Bolsa Mexicana de Valores, al compararse con el mismo mes del 2019.

Las colocaciones en el mercado mexicano de deuda de largo plazo cayeron más de 51% durante el tercer mes del 2020.

Lo anterior significó que las compañías obtuvieron financiamiento por 7,000 millones de pesos en marzo, cifra muy inferior a 14,356 millones de pesos, esto es la mitad de los recursos  colocados en el mismo periodo del año pasado.

Incluso, empresas que estaban en la lista de salida para la venta de certificados bursátiles o títulos de deuda frenaron sus planes hasta nuevo aviso.

De acuerdo con el área de Estrategia de Deuda Corporativa del banco Banorte, en marzo se preveían emisiones por 20,000 millones de pesos, y el monto quedó muy por debajo de lo proyectado con 7,000 millones de pesos recaudados por cuatro compañías.

En los primeros tres meses del año, la actividad de este mercado local cayó cerca de 8%, siendo enero el mes en que no hubo colocación alguna. Febrero de este año fue incluso mejor en términos de monto financiado, con 12,427 millones de pesos, 88% más que el mismo mes del 2019.

“En el último mes los mercados financieros a nivel internacional se han visto afectados por el impacto económico del Covid-19, así como por la pronunciada caída en el precio del petróleo ante la guerra de precios y falta de acuerdos entre miembros de la OPEP+ (eventos) a los que no ha sido ajeno el mercado local de deuda corporativa”, opinó Tania Abdul Massih, directora de Deuda Corporativa de Banorte.

 

Actividad limitada

“Bajo este escenario, la actividad de colocaciones durante abril también se anticipa limitada o de baja participación de las empresas, “favoreciendo los plazos cortos y medianos de uno o dos años de emisiones con altos niveles crediticios ‘AAA’ y de sectores defensivos”, agregó la directiva en un documento.

En la lista de espera para este mes, agregó Tania Abdul, hay seis empresas que planean colocar deuda en el mercado local, cuyo monto suma 12,700 millones de pesos.

Entre éstas figuran la farmacéutica Genomma Lab que buscaría recabar 1,500 millones de pesos divididos en dos tramos; también está la firma minera Autlán, que pretendería recursos por 1,200 millones de pesos, así como Fibra Plus, un fideicomiso de inversión en bienes raíces que va por 1,500 millones de pesos.

Algunas de las empresas que pospusieron sus ofertas en marzo buscan salida en abril como GM Financial de México y el Instituto Fonacot.

Entre las compañías que solicitaron financiamiento bursátil en marzo destaca Grupo Carso, del empresario Slim, con una recaudación de 3,500 millones de pesos.

Le siguió en cuanto a recursos captados Daimler, compañía del ramo automotriz, con 3,000 millones de pesos divididos en dos tramos.

En tanto, la firma del sector financiero Invex obtuvo 500 millones de pesos con la venta de los títulos de deuda en la Bolsa.

[email protected]