El consumo privado en México cayó en el primer trimestre del año frente a los tres meses anteriores golpeado por un alto desempleo, en un dato que asesta un revés a la recuperación económica del país, mostraron el lunes cifras oficiales.

El consumo privado bajó 0.14% de enero a marzo, la primera caída trimestral en un año. Sin embargo, a tasa anual subió 2.5% frente al primer trimestre del 2009, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en un reporte.

México está emergiendo de una contracción económica de 6.5% registrada el año pasado, la más profunda del país en siete décadas.

Las exportaciones hacia Estados Unidos, su mayor socio comercial, han comenzado a recuperarse, pero los motores internos siguen a media marcha por el desempleo, que aún se encuentra en un nivel más alto que antes de la crisis.

La mayoría de los analistas pronostica que el consumo privado en México repuntará hacia finales del año en la medida en que más compañías contraten trabajadores, los bancos otorguen más crédito y la recuperación de Estados Unidos permita que los mexicanos que residen allá envíen más remesas a sus familias.

En el primer trimestre, la oferta de bienes y servicios -la demanda final o agregada- subió 1.18% comparada con el cuarto trimestre del 2009. A tasa anual, creció 7.6%, dijo el INEGI.

El banco central de México mantuvo la semana pasada su tasa de interés de referencia en 4.50%, un nivel mínimo en más de seis años para incentivar el crecimiento económico, mientras otros países de la región como Brasil, Chile y Perú ya han comenzado a subir las tasas para evitar un sobrecalentamiento de sus economías.

La entidad estima que la economía mexicana podría crecer hasta 5% en el 2010.

Los analistas esperan que el banco central de México no suba las tasas en lo que resta del año.