La Comisión Federal de Electricidad (CFE) recaudó, en una colocación privada, 615 millones de dólares en los mercados de Formosa de Taiwán y en la Bolsa de valores de Luxemburgo.

El bono, que tendrá vencimiento en julio del 2049, dará al inversionista un rendimiento al vencimiento de 5% anual, de acuerdo con información del emisor.

Con los recursos de la colocación del bono concretada el pasado 12 de julio, se financiarán proyectos de infraestructura eléctrica bajo el esquema de obra pública financiada, conocido como pidiregas de inversión directa.

Esta venta es la tercera que lleva a cabo en los mercados de Taiwán y Luxemburgo, a un plazo de 30 años.

“Con esta transacción, la CFE se mantiene como un emisor mexicano recurrente en el mercado de bonos internacionales, consolidando su presencia en los mercados de renta fija y ratificando la confianza de los inversionistas en la empresa, al acceder a una tasa igual a la obtenida en su emisión anterior”, agregó la CFE en un comunicado.

El bono recibió la calificación internacional “BBB+”, emitida por la calificadora S&P Global Ratings, “Baa1” por parte de Moody’s Investors Service, y “BBB” por parte de Fitch Ratings.

Las calificaciones reflejan una calidad crediticia satisfactoria, con perspectivas complicadas. La empresa productiva del Estado se ubica con sus carteras crediticias a escala global a dos peldaños de caer en grado especulativo, en los llamados bonos basura.

S&P destacó que la CFE mantiene el monopolio en transmisión y distribución de electricidad en México, consideró que seguirá conservando su posición como participante clave en la industria, al menos en el corto plazo.

“Aún consideramos que la CFE tiene un rol fundamental para el gobierno, al brindar un servicio clave al país”, expuso S&P. En esta emisión participó como agente estructurador J.P. Morgan, mientras que el agente colocador principal fue HSBC, el agente colocador fue Morgan Stanley Taiwan y el coagente colocador fue Taishin International Bank.

[email protected]