Las primeras semanas de este 2014 han sido positivas para las materias primas, sobre todo para los metales, como el oro y la plata, dos de los grandes perdedores del 2013, indica un estudio de Saxo Bank.

Sin embargo, la situación no ha sido la misma para los commodities energéticos, los cuales perdieron parte de las ganancias obtenidas en las últimas semanas de diciembre.

Según Ole S. Hansen, analista Senior de Materias Primas en Saxo Bank, la situación podría cambiar también para estos commodities y comenzarán a tener un gran año.

Pero, advierte, el sector energético será el que más tendrá que trabajar para lograr resultados positivos, ante la ausencia de grandes cuestiones geopolíticas y ante el incremento de la oferta, en específico desde Estados Unidos, y la posible reanudación de las exportaciones libias, que podrían limitar la subida de precios.

A decir del reporte de Saxo Bank, la semana pasada, la primera del año, se incrementaron todos los precios de los metales preciosos, con la plata a la cabeza, seguida del platino, el oro y el paladio. En el 2013, el índice de metales preciosos DJ UBS cayó más de 30%, siendo los grandes perjudicados el oro y la plata. De hecho, esa caída de 30% puso un freno al repunte del metal dorado, el cual desde el 2001 había estado creciendo anualmente cerca de 15 por ciento.

Hansen indica en su análisis que en lo que va del 2014 ha habido una importante compra de oro por parte de los mercados asiáticos, lo que puede dar la pauta para que la demanda de esta región se mantenga.

El pasado 31 de diciembre el Banco de la Reserva de India eliminó algunas restricciones a la importación del oro, lo cual podría llegar a estimular la demanda del metal precioso.

Asimismo, las ventas cortas especulativas por parte de los fondos de cobertura se cuadruplicaron en 5.7 millones de onzas en noviembre y diciembre. Todavía no está claro si ello será suficiente para que el precio del oro se sitúe de nuevo por encima del nivel de resistencia clave en los 1,268 dólares , indica el estudio.

Siguiendo con los metales, el cobre fue, según el reporte, una de las materias primas con mejores resultados en diciembre, pues reaccionó a las perspectivas de crecimiento sostenido en China, el mayor consumidor del metal industrial en el mundo.

Crudo

Según Saxo Bank, en la primera semana de enero los dos niveles de referencia para el Brent y el WTI experimentaron ventas masivas. Una de las claves de la baja ha sido la ausencia de compradores especulativos, que habían ofrecido soporte al precio con vistas a alcanzar un buen resultado a fin de año, a lo que se ha unido la tendencia alcista del dólar y el levantamiento de la huelga en Libia.

Comenta que enero ha sido en los últimos tres años un mes rentable para los inversionistas del Brent, pues en promedio ha arrojado una rentabilidad cercana al 4.6 por ciento.

Finalmente, indica que en el inicio de este año las perspectivas de oferta y demanda de petróleo están equilibradas.

Infografia

[email protected]