Los mercados accionarios cerraron con movimientos limitados en una jornada en la que se dio la noticia de que responsables de la zona euro estaban considerando retrasar el segundo paquete de rescate a Atenas hasta después de las elecciones griegas, en abril.

A esa noticia se unieron las actas de la última reunión de la Reserva Federal que mostraron que sigue dispuesta a inyectar más liquidez si se mantiene la debilidad de la economía.

Así pasó a segundo plano el alivió que había dado al mercado el que China se mostrara dispuesta a participar más en la solución de la crisis de deuda soberana europea.

En este contexto, el Dow Jones perdió 0.76% hasta los 12,780.95 enteros. Sólo cinco de los 30 componentes del índice cerraron con ganancias, entre los que se encontró el fabricante de productos para el hogar, Procter and Gamble, que anunció un acuerdo para que la alimentaria Kellogg adquiera su marca de papas fritas Pringles por 2,700 millones de dólares.

APPLE Y ZYNGA GOLPEAN AL NASDAQ

Por su parte, el índice tecnológico Nasdaq cayó 0.55%, con las acciones del creador de juegos online Zynga encabezando las pérdidas con una caída de 17.57%, tras anunciar que en el cuarto trimestre fiscal registró una pérdida neta de 435 millones de dólares. El índice también se vio afectado por la caída de Apple, que perdió 2.31% después de que llegó a cotizar por arriba de los 520 dólares por acción.

En Europa, los mercados habían sido impulsados por el anuncio de que China seguirá invirtiendo en la deuda de la zona euro.

Tanto el primer ministro chino, Wen Jiabao, como el responsable del banco central mencionaron su deseo de involucrarse en la crisis, para lo que pueden disponer tanto de las reservas de divisas del banco central como los fondos soberanos.

Poco antes de que finalizara la jornada, los ministros de finanzas de la zona euro estaban reunidos para analizar los compromisos adquiridos por Grecia, si bien han retrasado al lunes la reunión del eurogrupo en la que previsiblemente se aprobará el segundo rescate, aunque hay serias dudas sobre ello.

A excepción del mercado de Atenas, que cayó 5.11%, los movimientos en las bolsas europeas oscilaron entre -0.35% que cayó el IBEX de la Bolsa de Madrid hasta 0.44% que ganó el Dax Alemán.