Las bolsas de Asia operaban en terreno positivo, impulsadas por unas señales de crecimiento sólido de la actividad fabril en China, y el dólar reanudaba su ascenso después de un tropiezo visto la semana pasada.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 0.6% luego de que la mayoría de los mercados regionales volvió a abrir tras los festivos de fin de año. El mercado bursátil de Japón estaba cerrado por un feriado extendido de Año Nuevo.

Las acciones en Australia exhibían los mejores desempeños de la región con un avance de un 1.2 por ciento. El índice Hang Seng de Hong Kong sumaba un 0.7 por ciento.

En China, tanto el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen como el índice compuesto de Shanghái ganaban un 1 por ciento.

La actividad manufacturera de China repuntó más que lo esperado en diciembre, debido a una aceleración de la demanda, y la producción alcanzó un máximo de seis años, mostró el martes un sondeo privado.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, se fortalecía un 0.4% a 102.63. Frente a la moneda japonesa, el dólar retrocedía un 0.1% a 117.33 yenes . El euro ganaba un 0.3% a 1.0486 dólares.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo se fortalecían después de que un acuerdo histórico entre la OPEP y los productores fuera del grupo para reducir la producción entró en vigor el 1 de enero.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos añadían un 0.6%, a 54.03 dólares por barril, y el crudo Brent de Londres sumaba un 0.6%, a 57.15 dólares por barril. El oro al contado agregaba un 0.5%, a 1,157.40 dólares la onza.

rarl