La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este viernes con una fuerte pérdida y extendió a tres su racha de caídas consecutivas. La plaza accionaria retrocedió en línea con sus pares estadounidenses, golpeada por una ola de aversión a los activos de riesgo ante el temor a una nueva variante de Covid-19.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras de más valor por capitalización y liquidez en México, terminó la jornada con una pérdida de -2.24%, con un nivel de 49,492.52 unidades. El temor lo llevó en la sesión a 48,598.09 unidades, un nivel mínimo desde el 19 de julio.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los componentes terminaron la sesión en terreno negativo, con 27 valores en rojo y sólo ocho en verde. Los peores desempeños de esta jornada los tuvieron Banorte, con -6.53%; Alsea, que opera restaurantes, con -5.63% y GAP, que cedió -5.48 por ciento.

La detección de una nueva variante de coronavirus que podría ser resistente a las vacunas disponibles empujó a los activos de riesgo, debido al temor a nuevos cierres de actividades. "Por ahora, el miedo a lo desconocido pesará mucho", advirtió en un reporte el analista de mercado de OANDA Craig Erlam.

jose.rivera@eleconomista.mx