Si alguien piensa que el petróleo tuvo un 2014 complicado, debería tener en cuenta lo que ha ocurrido con las bitcoins. La moneda digital que hasta hace algún tiempo causaba sensación se ha desplomado 54% desde comienzos de año.

El colapso de la divisa virtual tiene lugar cuando los gobiernos de todo el mundo consideran regularla o derechamente prohibirla para impedir el contrabando comercial. Las bitcoins también enfrentan la creciente aparición de rivales que buscan ser más aceptables para los reguladores.

Las monedas que llegaron a cotizarse en 1,100 dólares en 2013 hoy se venden por 350 dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

[email protected]