El jueves es la decisión de política monetaria del Banco de México, y aunque analistas prevén que se mantenga sin cambios para que la tasa de interés cierre el año en 4.25%, consideran que el ciclo de bajas podría reanudarse en el primer trimestre del 2021.

“Esperamos que Banxico retome el ciclo de recortes a la tasa de interés en 2021”, dijo Alejandra Marcos, directora de Análisis de Intercam.

No obstante, considera que esto podría debilitar al peso al disminuir el atractivo de activos mexicanos. Este año la tasa objetivo bajó de 7.25 a 4.25%, es decir, 300 puntos base.

El equipo de Análisis Económico de UBS anticipa que hacia el siguiente año el Banxico recorte su tasa en al menos 50 puntos base, a 3.75%, aunque creen que la Junta de Gobierno optará por tener mayor evidencia de que la inflación está cediendo antes de terminar la pausa en el recorte a tasas que comenzó en noviembre.

“Al respecto, vemos más probable una baja en tasas en febrero que esta semana. Mientras la inflación tuvo una ligera baja en noviembre, esto fue consecuencia de los precios volátiles de frutas y vegetales, gasolina y por el evento de El Buen Fin”, dijeron en un reporte.

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve por Más comentó que la inflación en noviembre bajó de 4.09 a 3.33% a tasa anual, pero matizó que parte de esta baja se revertirá en las próximas lecturas por la distorsión causada por el alargamiento de la campaña de El Buen Fin.

Riesgo inflacionario

El especialista indicó que se ha señalado que habrá un aumento en el salario mínimo el siguiente año, lo que es un riesgo inflacionario en especial para algunos sectores.

“Estamos viendo elementos mixtos... y esto va a dificultar las decisiones del Banco de México, para que veamos espacio para un recorte de 25 puntos base en la tasa objetivo, esto tendría que ser respaldado por una desaceleración consistente en la inflación que comience a acercarse a 3% en términos anuales”, dijo.

El estratega de Ve por Más anticipa que la tasa de referencia del banco central se ubique al cierre de 2021 en 4%, en un contexto de bajo crecimiento económico y con inflación acotada, “además hay que considerar que la Junta de Gobierno será un poco distinta el siguiente año”.

claudia.tejeda@eleconomista.mx