El cuarto banco español, Bankia, anunció este viernes un alza del 28% de su beneficio neto, que alcanzó 304 millones de euros en el primer trimestre gracias, sobre todo, a la venta de carteras.

Los analistas consultados por la empresa de información financiera Factset anticipaban de media unos beneficios de 230 millones de euros.

El producto neto bancario el valor añadido creado por la entidad cayó en un 12.7% hasta los 504 millones de euros.

A pesar de un contexto de tasas de interés bajas, el banco indicó que había logrado "el mejor resultado trimestral" de su historia y destacó el aumento de sus ingresos y la reducción (del 3.4%) de sus gastos de administración.

Los resultados por operaciones financieras alcanzaron los 161 millones de euros en el primer trimestre, 100 millones más que en el mismo periodo de 2016, debido a "la venta de carteras de obligaciones", informó la entidad en un comunicado.

Bankia siguió reduciendo su ratio de morosidad el volumen de préstamos dudosos sobre el total de créditos concedidos , que pasó de un 9.8% en diciembre de 2016 a un 9.5% a finales de marzo del 2017.

Su tasa de fondos propios duros, también conocido como CET1 fully loaded, se situó en el 13.37%, frente al 12.52% de marzo del 2016.

La entidad, que nació a finales de 2010 de la fusión de varias cajas de ahorro con problemas, fue rescatada in extremis de la quiebra por el Gobierno español, que la nacionalizó en 2012. El Estado español posee ahora un 65.9% del banco.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) autorizó en marzo su fusión con otro banco público, Banco Mare Nostrum (BMN), a la espera de la anunciada privatización de Bankia.

La entidad había anunciado en enero una caída de su beneficio neto del 22.7% en 2016 hasta los 804 millones de euros, debido al impacto de la venta de una filial en Florida, unas provisiones extraordinarias y unos tipos de interés bajos.

erp