Banco del Bajío (BanBajío) obtuvo una utilidad neta de 1,156 millones de pesos en el primer trimestre del 2018. Ello representa 43.4% más que lo ganado en el mismo periodo del 2017, cuando el resultado ascendió a 806 millones.

La institución con sede en León, Guanajuato, explicó que su retorno sobre capital en el primer trimestre, anualizado, fue de 18.69%, dando como resultado un incremento de 61 puntos base con respecto al mismo trimestre del 2017, que fue de 18.08 por ciento.

Detalló que los relevantes ingresos y un prudente manejo del gasto dieron como resultado un índice de eficiencia de 44.7 por ciento.

La cartera comercial, nicho estratégico de BanBajío integrada por cartera empresarial y pyme, alcanzó 121,717 millones de pesos al cierre del primer trimestre del 2018, un crecimiento de 15.4% con respecto al mismo periodo del 2017.

Al interior, el portafolio para pymes registró un crecimiento excepcional de 25.3% y la empresarial 10.7 por ciento.

En lo que respecta a la calidad de sus activos, el Índice de morosidad se ubicó en 0.93%, uno de los más bajos del sistema, y el Índice de cobertura se ubicó en 209.5%, siendo también uno de los mejores del sistema bancario.

En lo que respecta a la captación, ésta alcanzó 117,633 millones de pesos, al cierre del primer trimestre del 2018, dando como resultado un incremento extraordinario de 17.3%, en relación al mismo periodo del año previo.

Finalmente, el índice de capitalización de BanBajío fue de 16.3% al cierre del primer trimestre del 2018, esto es 407 puntos base por arriba de 12.30% obtenido en igual lapso del 2017.

“BanBajío continúa consolidándose como uno de los bancos más rentables y sólidos del sistema, fortaleza confirmada por la excelente aceptación por parte de los inversionistas nacionales e internacionales”, destacó la institución financiera.


valores@eleconomista.mx