Las bajas valuaciones del mercado son un desincentivo y un freno para las Ofertas Públicas Iniciales (OPI), comentó José Oriol Bosch, director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Entre 2007 y 2017 se listaban cuatro empresas, en promedio al año en el centro bursátil, aseguró el directivo en entrevista en el podcast semanal Norte Económico de Banorte, que conduce el director general adjunto de Análisis Económico de Banorte, Gabriel Casillas y el director de Análisis Económico y de Mercados de Banorte Alejandro Padilla.

En el 2017 debutaron en el mercado accionario el productor de tequila José Cuervo; la empresa de autotransporte y logística Traxión; así como Grupo México Transportes y la firma financiera Banco del Bajío.

Sin embargo, esta tendencia se rompió en noviembre de dicho año y el mercado de OPIs estuvo desierto por 32 meses consecutivos.

“Vale la pena mencionar que el S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), llegó a tocar casi los 52,000 puntos y hoy se acerca a las 36,000 unidades, un 30% por debajo de los máximos que tocó hace tres años y este es un desincentivo para las emisoras potenciales, ya que las valuaciones de las empresas listadas se han reducido y ese es claramente un freno para tener nuevas emisoras llegando a Bolsa”, enfatizó José Oriol Bosch.

“Lo que nos dice esta caída del 30% en pesos del índice es que las expectativas de los inversionistas, que pueden poner su dinero en México como en cualquier otro mercado, no están tan optimistas y eso está castigando las valuaciones y el precio de las empresas que cotizan en la Bolsa. Esto es algo que claramente tenemos que cambiar”, añadió.

Mercado fragmentado

El directivo dijo que la operación del mercado de valores se fragmentó desde el 2018 (con la operación de la Bolsa Institucional de Valores), lo que también redujo la liquidez de las emisoras locales.

José Oriol Bosch habló igualmente de los retos del mercado de valores mexicano. Dijo que el principal es seguir con su desarrollo y crecimiento, pero “la buena noticia” es que hay un enorme potencial porque hoy la participación es muy baja.

Actualmente, hay alrededor de 145 empresas listadas en el mercado accionario y si se suman emisoras de otros instrumentos como los fibras inmobiliarios, Certificados de Capital de Desarrollo (CKD), Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis), Special Purpose Acquisition Company (SPAC’s) y certificados bursátiles, suman alrededor de 500, lo cual es un número muy reducido si se considera el tamaño de la economía del país.

Mientras que de lado de la demanda hay cerca de 300,000 inversionistas directos participando en el mercado de valores. Esto sin incluir a los que participan indirectamente a través de una Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).

Prefieren bonos a largo plazo

Bolsa mexicana, poco atractiva: Scotiabank

La Bolsa Mexicana de Valores tiene un descuento cercano al 20% en su valuación, sin embargo, los mercados extranjeros tienen mayor atractivo, expresaron analistas de Scotiabank México.

“La realidad es que sin duda no se ha recuperado al igual que otras regiones de otros países, en términos de valuación hay emisoras que se ven muy baratas, pero la realidad es que nosotros donde vemos mayor crecimiento o potencial es en las bolsas globales, en Estados Unidos, China, Asia emergente y Europa”, dijo en conferencia de medios Eduardo García Rubí, director de Wealth Management de Scotiabank México.

Actualmente el IPC cotiza a un múltiplo P/E de 16.86 veces en comparación con su histórico de tres años de 20.86 veces, de acuerdo con Refinitiv.

En el seminario  para medios “Perspectivas de mercados hacia el cierre de 2020” señaló que en Estados Unidos encuentran atractivo a los sectores de tecnología, salud, biotecnología, financieros y consumo.

El S&P/BMV IPC tiene una caída en el año de 17.71% a 35,830 puntos, respecto de los 43,541.02 en que finalizó el 2019. Este desempeño contrasta con el avance de 18.51% del NASDAQ en lo que va del 2020; en tanto, el S&P 500 tiene un rendimiento de 0.19%, y el Dow Jones retrocede 6.22%, según datos de Economática.

En otros temas, García Rubí dijo que los bonos con mayor plazo a 10 años son los más atractivos para invertir en México, pues ofrecen una prima de hasta 240 puntos base respecto a las tasas de corto plazo.

El espcialista abundó que estos bonos de largo plazo llegan a tasas de hasta 7%, que son más atractivos para invertir en México e incluso en términos relativos contra otros países, “es la parte donde recomendamos para estar en tasas en México, en la parte de bonos emitidos por el gobierno federal con vencimientos de 10 años hacia arriba... en promedio te pagan 240 puntos base por encima de esta tasa de 4% de corto plazo”, concluyó.

“En la parte de corto plazo, con la tasa del Banco de México en 4.50%, si le quitas la retención se va a niveles cercanos al 3%, la realidad es que estás teniendo una tasa real negativa, ni siquiera te va a pagar la inflación, sin embargo, donde sí estamos recomendando y sí le vemos valor es en los bonos con un vencimiento de entre 10 y 30 años”, expresó Eduardo García.

Scotiabank prevé que la tasa del Banco de México baje este año a un rango de entre 4.25 a 4 por ciento, lo que implicaría un ajuste de hasta 50 puntos base respecto al nivel actual, esto llevaría a una tasa real de casi cero por ciento.

Aunque esto pudiera disminuir el atractivo de la deuda gubernamental mexicana, el estratega bursátil considera que es en los papeles a largo plazo donde los inversionistas pueden encontrar una ventana de oportunidad para sus portafolios. (Con información de Claudia Tejeda)

judith.santiago@eleconomista.mx