La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) retrocedió 0.23%, en una jornada negativa también para los índices de Estados Unidos. El principal indicador del mercado mexicano, el S&P BMV IPC, concluyó la sesión del miércoles con una baja de 102.99 puntos respecto a la víspera, con lo que se situó en 45,045.33 unidades.

La bolsa retrocedió presionada por una fuerte caída de las acciones del conglomerado Alfa después de un débil reporte financiero del primer trimestre y de Grupo México.

Los títulos de Alfa cedieron 1.3% a 19.81 pesos, después de que en la víspera reportó que sus ganancias cayeron 64.5% en el primer trimestre, golpeadas por un mayor costo financiero y un débil desempeño en casi todas sus unidades de negocio.

Las acciones de Alfa llegaron a caer en la sesión hasta los 18.65 pesos, su nivel más bajo desde octubre de 2017. En tanto, las de Grupo México bajaron 2.75% a 56.91 pesos.

En tanto, la inflación local se había desacelerado a principios de este año y en febrero tocó su tasa más baja en más de dos años. Eso ayudó a alimentar expectativas de que el banco central podría comenzar a recortar la tasa de interés clave, actualmente en 8.25%, más adelante este año.

"El reporte de hoy confirma que es prácticamente imposible que @Banxico recorte la tasa de referencia al menos durante la primera mitad del año", dijo en un tuit el economista de mercados Alejandro Cervantes.

Los inversionistas esperan conocer esta semana otros indicadores económicos relevantes como el crecimiento de Estados Unidos durante el primer trimestre.

La segunda plaza mexicana, la Bolsa Institucional de Valores (Biva), registró un retroceso de -0.18% en su índice FTSE BIVA, que se ubicó en 918.54 unidades.

Con información de Reuters.