La volatilidad y el nerviosismo existente en los mercados financieros han atrasado el ingreso de nuevas empresas, grandes y medianas, a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV); sin embargo, se han llevado a cabo medidas para incrementar la transparencia en el mercado de derivados.

La falta de un acuerdo formal o cuantitativo del G-20 para la reducción de los desequilibrios fiscales en el mediano plazo y la tensión muy fuerte que existe entre Estados Unidos y Europa sobre cuánto tiempo deben continuar los estímulos fiscales han impulsado la persistencia de esta volatilidad, dijo Luis Téllez, presidente de la BMV.

Ante este escenario, la empresa forestal Proteak Uno se convirtió, tras cuatro años de iniciar la aplicación de la nueva Ley de Mercado de Valores, en la primera firma mediana, bajo la figura de Sociedad Anónima Promotora de Inversión Bursátil (SAPIB), en listarse en la BMV con una oferta pública primaria de 790.29 millones de pesos.

Es el momento de las firmas verdes. Proteak Uno fue la primera colocación de empresas de este sector en el mercado de capitales, y sólo es el principio de muchas otras más , afirmó Luis Tejado, director general de la corporación, quien estimó que el sector forestal tienen un gran potencial en el país.

Sin embargo, Juan Carlos Sotomayor, director de Análisis de Actinver, opinó que los momentos de inestabilidad que viven los mercados de capitales no beneficia a las empresas que buscan ingresar a la BMV; situación que, estimó, durará varias semanas más.

Empresas como la desarrolladora inmobiliaria mexicana Corporativo Tres Marías, o la cadena de restaurantes Arrachera House, no se han listado en el mercado de capitales mexicano -cuando se esperaba que lo hicieran el mes pasado- porque las condiciones no están ahí, están siendo afectadas por esa incertidumbre , dijo Téllez.

Mexder presentó el contrato de futuro sobre swap de TIIE entregable a dos y 10 años, instrumento con el que el mercado de derivados mexicano busca anticiparse a las nuevas regulaciones sobre este tipo de instrumentos financieros que están por aprobarse en Estados Unidos.

Desde el 2008, las operaciones de derivados debieron migrar hacia un ambiente de operación más seguro, yendo a mercados regulados, con una contraparte central, que les dé seguridad y transparencia. México está listo para un cambio de este tipo , afirmó Jorge Alegría, director de Mercados e Información de la BMV.

Este instrumento permite emular las operaciones que se realizan en el mercado no regulado , dijo Luis Téllez durante la presentación de dicho swap.

[email protected]