La compañía productora de autopartes Rassini presentó un flujo operativo (EBITDA) de 923 millones de pesos al 31 de marzo de este año, esto es, un decremento de 7.52% comparado con los primeros tres meses del año pasado, de acuerdo con su reporte publicado en la Bolsa mexicana.

El resultado es menor al estimado por Valentín Mendoza, analista de Banorte, quien proyectaba una disminución de 8.6%, a 912 millones de pesos.

Rassini explica en su reporte, que dicha diferencia fue resultado del final de un contrato extraordinario y a los efectos negativos de la revaluación del peso mexicano.

Por otro lado, la parte controladora reflejó una pérdida de 0.22%, a 456 millones de pesos, desde los 457 millones reportados en el primer trimestre del 2017. De manera particular, se reflejó una utilidad por acción de 1.43 pesos.

En cuanto a las ventas, Rassini registró una disminución de 2.70%, a 4,748 millones de pesos al 31 de marzo, desde los 4,880 millones al primer trimestre del 2017.

Este resultado es menor al estimado por Banorte, quienes esperaban una disminución de 5.3%, a 4,620 millones de pesos.

Al término del primer trimestre ñla deuda de Rassini disminuyó a 21 millones de dólares, mientras que el saldo consolidado sumó un total de 100 millones de pesos.


valores@eleconomista.mx