El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), Armando Uribe, consideró que ha iniciado un proceso de agrupación de hoteles independientes bajo el paraguas de una marca de cadena, con lo cual se tiene la posibilidad de ofrecer servicios diferenciados a los turistas.

La tendencia es asociarse para incrementar los beneficios, por ejemplo, en materia de promoción y de programas de lealtad, aunque lo ideal es que se pueda desarrollar cadenas que se dediquen a atender segmentos o destinos específicos, como podría ser cubrir una parte considerable de los pueblos mágicos que existen en el país , comentó.

De acuerdo con el empresario, a nivel nacional existen unos 16,500 establecimientos de hospedaje (lo que representa 650,000 habitaciones) y 80% de los mismos son hoteles independientes con un promedio de 40 habitaciones, aunque hay algunos que rondan las 80.

El sector hotelero ha mostrado una tendencia de crecimiento en los últimos 10 años, aunque no ha sido el mismo comportamiento de la industria turística, por lo cual la oferta es mayor; sin embargo, estamos en proceso de alinear ambos factores porque las expectativas actuales de incremento de viajeros son evidentes , agregó.

EL INTERÉS DE BOJÓRQUEZ

Hace un par de meses, el director de Viajes Bojórquez, Armando Bojórquez, aseguró que durante este año regresarán a la operación de hoteles independientes, negocio que habían dejado hace tres años porque se le había complicado continuar las inversiones para su mantenimiento. En el 2008 llegó a tener cinco inmuebles.

Las pláticas que tenemos están muy avanzadas. Por lo menos sumaremos 10 hoteles antes de diciembre y lo haremos de la mano del grupo español Almundo, con quien nos asociamos. Las expectativas que tenemos son por demás positivas , comentó.

Por cuestiones de estrategia, decidió no mencionar en qué ciudades están ubicados los hoteles que operarán bajo la marca Bojórquez.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx