Oro, bonos alemanes, francos suizos y yenes. La receta para sobrevivir a las turbulencias en Bolsa es de sobra conocida. Las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte han desencadenado episodios de pánico que, de tiempo en tiempo, suele sufrir la Bolsa y que, ante la falta de datos macroeconómicos y empresariales, tienden a magnificarse en agosto.

En la última semana, el precio del oro ha recuperado la senda alcista para anotarse 2.5%, hasta los 1,287 dólares por onza.

La debilidad de la divisa estadounidense ha contribuido a estas alzas pues el metal precioso, que está denominado en dólares, mantiene una correlación inversa a la cotización de la moneda. De esta forma, toda la polémica que ha envuelto a la presidencia de Donald Trump desde que jurara su cargo ha contribuido al renacer del oro, que en lo que va de año se anota una subida superior a 14 por ciento.

Mineras

Para los inversionistas que no busquen exclusivamente salvaguarda, sino aprovechar la oportunidad que brinda el pánico, los expertos recomiendan comprar acciones de compañías mineras especializadas en la extracción de metales preciosos. Es como comprar oro, pero multiplicando la exposición por cinco , señalan fuentes del mercado.

En la última semana, Fresnillo y Rangold Resources, compañías con este perfil que cotizan en la Bolsa británica, se han anotado revalorizaciones de 6.45 y de 5.28%, respectivamente. Esta estrategia, sin embargo, no es apta para cardíacos, pues si la tensión vuelve a relajarse las acciones podrían volver a caer con fuerza.

En el mercado de renta fija la deuda alemana sigue siendo la preferida a la hora de buscar una forma de capear las tormentas bursátiles.

La solidez de la economía germana tranquiliza a los inversores en las épocas más oscuras y en esta ocasión no ha sido diferente.

En la semana, el interés del bono alemán ha descendido hasta 0.38% desde la cota de 0.45% en la que abrió la sesión el lunes. Este descenso de rentabilidad (inverso al movimiento del precio) supone una revalorización de 0.75%, que se amplía a 2.41% si se toman como referencia los mínimos anuales que tocó el 11 de julio.

Los fundamentales no acompañan a la deuda alemana pues los diferentes analistas consideran que, una vez que el Banco Central Europeo ponga en marcha el proceso de normalización monetaria, será la deuda que más sufra por el bajo cupón que ofrece. Hasta que acabe esta fase correctiva, el bund seguirá siendo uno de los activos preferidos de los inversores. Cuando el pánico entra en juego, el resto de factores se olvidan .

Franco suizo

El franco suizo y el yen han avanzado esta semana 1.29 y 1.67%, respectivamente. Los expertos consideran que el franco suizo es un activo a tener en cuenta en caso de que la escalada de tensión entre Washington y Piongyang siga elevándose.

El consenso; sin embargo, observa con más preocupación al yen, por la cercanía del país a Corea del Norte. Pese a ello, la divisa japonesa acumula una importante subida de 7.45% frente al dólar en lo que va de año.