La bolsa brasileña cayó el viernes, presionada por las acciones de Petrobras ante la decepción de los inversionistas tras el nombramiento de Aldemir Bendine como presidente ejecutivo de la petrolera estatal.

Los papeles preferentes de Petrobras perdieron 6.94% y los ordinarios cayeron 6.52%, lo que presionó con fuerza al índice Bovespa , que cerró con una baja del 0.90% a 48,792 puntos.

En el peor momento del día, la bolsa llegó a perder 2.00 por ciento. El volumen financiero de la jornada fue de 7,300 millones de reales.

Pese a la baja del viernes, el Bovespa acumuló un alza de 4.02% en la semana, su mejor desempeño semanal desde noviembre.

La presidenta Dilma Rousseff nombró el viernes a Bendine, un banquero de su confianza, como nuevo presidente ejecutivo de Petrobras, acabando con las expectativas de los inversores de que elegiría a un equipo gerencial más independiente para sacar a la compañía de un enorme escándalo de corrupción.

Las acciones de Petrobras cayeron durante toda la jornada, desde el momento en que comenzaron los reportes de que Bendine iba a encabezar la cúpula directiva de la compañía.

Analistas dijeron que el perfil de Bendine sugiere un vínculo político más fuerte a lo deseado con el Gobierno, golpeado por el escándalo de corrupción que afecta a Petrobras.

Las acciones de Banco do Brasil también cayeron, pero poco afectadas por la salida de Bendine, que era esperada. Rousseff nombró a Alexander Abreu, jefe de la banca minorista de la entidad, a cargo de la institución financiera.

Los papeles de la firma de educación Kroton sufrieron la peor caída del día, con un desplome mayor al 10.00 por ciento.

En tanto, América Latina Logística (ALL) subió 4.00%, mientras que Ambev ganó 1.42% para ser la mayor influencia positiva del índice.

Por su parte, el real cayó con fuerza frente al dólar y cerró con un retroceso de 1.34%, a 2.7782 unidades la venta.

frm