Las acciones de Grupo México (GMéxico) encabezaron las alzas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), después de que la emisora presentara su reporte del cuarto trimestre del 2016.

Los títulos del conglomerado, donde la familia Larrea es la principal inversionista, avanzaron 3.69%, a un precio de 64.85 pesos, marcando su segundo mejor nivel en la historia.

En el resultado financiero acumulado del 2016, la utilidad neta de Grupo México creció 10.79% a 1,127 millones de dólares; el flujo operativo (Ebitda) subió 2.07%, a 3,598 millones y los ingresos tuvieron un retroceso de 0.07% a 8,173 millones de dólares, de acuerdo con su estado de resultados presentados en la BMV.

GMéxico tiene una alta exposición al cobre. En el 2016 se mantuvo como el número uno en reservas de cobre a nivel mundial, con más de 76 millones de toneladas, y ostenta el tercer sitio como el mayor productor integrado de cobre.

El precio del metal rojo se incrementó 16.01% el año pasado, mientras que GMéxico logró un nuevo récord de producción de cobre en el 2016 de 1 millón 54,414 toneladas producidas, 53% más que lo producido en el 2010.

Además, la emisora se colocó como líder en cash-cost (costo de producción) en la industria con 1.08 dólares por libra de cobre.

Al cierre del 2016, la deuda del conglomerado (compuesto por minería, transporte e infraestructura) fue de 6,083 millones de dólares; 94% de los pasivos contratados están denominados en dólares y 6% en pesos. Se encuentra en tasa fija 92% de la deuda.

De acuerdo con la emisora, no tienen pagos de capital importantes hasta el 2035.

En el trimestre

La utilidad neta de la parte controladora de Grupo México pasó de terreno negativo a positivo en los últimos tres meses del 2016, comparado con el mismo periodo del 2015, de acuerdo con su estado de resultados.

La utilidad neta fue de 96 millones de dólares, cuando en el 2015 había registrado una pérdida de 17 millones de dólares.

El Ebitda del conglomerado tuvo un alza de 3.04% a 750 millones de dólares y los ingresos un avance de 3.52% a 2,063 millones.

Los ingresos avanzaron gracias a las buenas cifras obtenidas en la división minera por los mayores precios y volúmenes de cobre, mientras que el Ebitda creció gracias a la importante reducción en el costo de las operaciones mineras, y mayor productividad y eficiencias en la división de transporte, así como a una fácil base comparable, detalló Alik García, analista de Intercam, a través de un informe.

[email protected]