El jueves las acciones de Fiat Chrysler Automobiles NV (FCA) cayeron cerca de 3%, luego de conocerse reportes de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos está preparando una demanda civil contra la automotriz por vender 104,000 vehículos diésel que excedían el límite de emisiones permitido.

Reuters informó el miércoles que el Departamento de Justicia presentaría una demanda contra Fiat Chrysler esta semana si no lograba un acuerdo con el fabricante de autos ítalo-estadounidense.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y un comité de defensa ambiental de California acusaron en enero a FCA de usar ilegalmente un software no declarado para permitir que se pasaran por alto emisiones excesivas de diésel en 104,000 modelos de Jeep Grand Cherokee y de camionetas Dodge Ram 1500.

Las acciones de FCA caían 3.1 a 1% a 9.35 dólares al inicio de operaciones en la Bolsa de Nueva York, pero al cierre perdieron 1.18% a 10.47 dólares cada una.

Los motores de los vehículos en cuestión fueron fabricados por VM Motori SpA, una subsidiaria de FCA, y algunos de sus componentes fueron provistos por Robert Bosch GmbH. Bosch enfrenta más de una veintena de juicios de propietarios de autos diésel de FCA.

El Departamento de Justicia y la EPA obtuvieron correos electrónicos internos y otros documentos escritos en italiano acerca del desarrollo de motores y problemas de emisiones que generan dudas importantes, dijeron fuentes a Reuters. La pesquisa implica a VM Motori, de la que FCA adquirió un 50% en el 2010 y cuya compra completó en octubre del 2013.

La justicia federal de California fijó una audiencia para el 24 de mayo por una serie de demandas presentadas por propietarios de vehículos y algunos operadores contra Fiat Chrysler.